Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Popovich tras la paliza sufrida ante Golden State: "Sentimos lástima por nosotros mismos"

Los Spurs fueron ampliamente superados y cayeron 136 a 100; Manu jugó sólo cinco minutos; la serie está 0-2 y sigue el sábado en San Antonio

Miércoles 17 de mayo de 2017 • 09:47
SEGUIR
PARA LA NACION
0
-
-. Foto: AFP

OAKLAND, Estados Unidos.- San Antonio había perdido y el resultado parecía una consecuencia lógica de un equipo que sin su base titular ni su máxima estrella se enfrentó al elenco con más talento de la NBA. Pero Gregg Popovich, siempre racional, estaba molesto y lo plasmó en su primera respuesta en la conferencia posterior a la caída de sus Spurs ante Golden State Warriors por 136 a 100: "Estoy decepcionado. El equipo sintió demasiado la ausencia de Kawhi. Sentí que se compadecieron de sí mismos. Como grupo simplemente se dejaron caer. No salimos a jugar, sentimos lástima por nosotros mismos. Creo que no creyeron. Y tienen que creer".

Popovich, curtido en mil batallas, pareció darse cuenta instantáneamente de la desesperanza que transmitía su equipo. Por eso habrá tomado la decisión de sentar durante casi todo el partido a Manu Ginóbili, quien apenas disputó cinco minutos.

San Antonio, un equipo cuya vigencia es una hazaña en sí misma, por primera vez se mostró como una franquicia que no creyó en su propia épica. Ese convencimiento que durante varias noches presumiblemente adversas fue el factor que los guió hacia el éxito, desapareció en la tarde de Oakland.

Ginóbili había anticipado las consecuencias anímicas y físicas de la ajustada derrota en el primer partido: "Gastamos un montón de energía, perdimos a nuestro mejor jugador, hubiese preferido que pasara como contra Houston, perder por 25 y que su confianza se fuera por el techo, que nosotros jugáramos el próximo con hambre y con enojo".

San Antonio ni siquiera luchó. Jonathon Simmons, con 22 puntos, enarboló casi en solitario una resistencia que apenas duró unos minutos: "No sé si fue el único, pero fue uno de los pocos que vino a jugar. Jon estuvo genial, mostró intensidad en ambos lados de la cancha. Jon vino a ganar, sin dudas", lo elogió Popovich.

LaMarcus Aldridge, quien había respondido ante las ausencias de Parker y Leonard, no pudo repetir sus buenas actuaciones y apenas aportó ocho puntos. El jugador mejor pago del plantel, la primera alternativa ofensiva sin Leonard, apenas tomó once tiros en toda la noche. "Él tiene que anotar para nosotros. No puede ser tímido. Creo que tiene una gran responsabilidad de cara al tercer partido de hacer algo, ya sea por él o por sus compañeros", lanzó su propio entrenador.

Golden State fue el contraste: con el trámite del primer partido como combustible, salió decidido a ultimar a un rival herido. Steve Kerr, quien se alejó momentáneamente del equipo y dejó la conducción técnica en manos de Mike Brown, estuvo en el vestuario en la previa del partido e insistió en el ritmo que sus dirigidos deberían imprimirle al encuentro.

"Steve le dijo a nuestros muchachos que salieran a jugar con una sensación de urgencia desde el principio, que no podíamos entrar en el juego de San Antonio. En el primer partido no lo habíamos hecho, así que ese fue uno de los mensajes que les dimos en la previa", relató Brown.

Golden State, que aún no perdió en estos playoffs, viajará a San Antonio en busca de sellar su clasificación a la final de la NBA. Los Spurs tendrán cuatro días para recuperar su confianza, su esperanza y también a Kawhi Leonard. Patty Mills mostró el camino: "Ahora volveremos a casa, todavía hay razones para creer. Seguiremos insistiendo, no hay nada más que hacer".

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas