Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Juliana Awada y el revuelo en torno al largo de sus faldas

Esta semana, el vestido elegido por la primera dama argentina abrió un debate sobre las reglas vestimentarias; qué se usa, qué dicen los expertos y el protocolo

Miércoles 17 de mayo de 2017 • 13:19
0

El estilo y las elecciones de guardarropas de la primera dama argentina Juliana Awada dan que hablar en cada una de sus visitas oficiales, tanto en la Argentina como en las giras por países como España, Holanda, los Estados Unidos o China.

Esta semana, la polémica giró en tono al largo de su falda. El encuentro entre Juliana y Peng Liyuan dejó a la vista la marcada diferencia de estilos y los foros y redes sociales se encendieron con comentarios, opiniones y sentencias. La mujer de Mauricio Macri usó un vestido en color nude corto de volados con brillos bordados por encima de la rodilla, con transparencias en las mangas largas, sin accesorios, con stilettos en punta, al tono.

El contraste culturas se hizo evidente en las elecciones de vestuario de las primeras damas
El contraste culturas se hizo evidente en las elecciones de vestuario de las primeras damas. Foto: AFP

¿Se usa ese largo de falda?

Según las tendencias actuales, si bien las etiquetas de moda internacionales y las empresas de fast fashion tienden hacia un largo de faldas midi por debajo de la rodilla, etiquetas de lujo reconocidas como Chanel, Yves Saint Laurent, Prada o Louis Vuitton eligen la mini como parte de sus colecciones, aún en el target "mujeres +40".

¿Qué dice el protocolo?

Las reglas de etiqueta orientales tienen restricciones en el uso de escotes, hombros y espaldas descubiertas, faldas "muy" cortas, maquillaje en exceso y joyas y colores llamativos. La elección indumentaria de Awada estaba dentro de los parámetros protocolares. Sin embargo, Carolina Aubele, diseñadora y asesora de imagen, opina "el vestido nude es algo informal y, de lejos y en las fotos, no se luce. Aunque de cerca se vea un diseño trabajado, la combinación del color -que juega con la ilusión de lo cubierto y descubierto- con las transparencias ayudó a que tal vez parezca más corto. Para evitar discusiones, la mejor elección sería a la rodilla y, como todo evento hoy se registra por cámaras, es aconsejable fotografiar los vestidos que se van a usar en estas ocasiones para evitar así futuros debates".

¿Duelo o convivencia de estilos?

La extensión de la falda de Juliana Awada, por otra parte, cargó con el contraste del atuendo de su par China. La reconocida cantante folclórica Peng Liyuan usó un vestido sastrero largo hasta el piso; además, con cuello Mao y mangas largas.

La comparación de los estilos potenció que una gran cantidad de usuarios de las redes sociales considerara al vestido "inapropiado, incorrecto y muy casual" para la formalidad del evento. Situación que no sucedió en la visita oficial del presidente y su mujer a los reyes de España, cuando Juliana y la reina Letizia Ortiz coincidieron en su apariencia.

La reina Letizia y Juliana Awada, en la última visita de los argentinos por Europa
La reina Letizia y Juliana Awada, en la última visita de los argentinos por Europa. Foto: AFP

En lugar de enfrentar a las primeras damas en batallas imaginarias, tal vez sería más interesante hablar de convivencia de estilos: destacar la identidad, los rasgos culturales y el look propio de las mujeres que acompañan a los mandatarios.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas