Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

De los zapatos de Antonella a los de Cristiano Ronaldo

Messi acompañó la inauguración del local de su mujer y luego sufrió con la victoria del Real Madrid

Jueves 18 de mayo de 2017
0

BARCELONA.- Lionel Messi arrancó la tarde entre risas. Su mujer Antonella inauguró su primer local de zapatos, en sociedad con Sofía Balbi, pareja de Luis Suárez. El rosarino no se lo quería perder, tampoco el uruguayo. Mucho menos Neymar, que se suma en todas. Y de la boutique de su mujer, Messi pasó a mirar la tele. No era un día cualquiera para el capitán de Argentina. El Real Madrid, en lo más alto de la tabla junto al Barça, se iba de visita a Vigo para recuperar su partido pendiente en la Liga. "Si en esa cancha perdimos nosotros, puede caer cualquiera", había advertido Luis Enrique.

Pero el Real Madrid primero gana y después se pregunta cómo lo hizo. A veces acusado de ser un equipo irregular, otras de no tener una idea de juego clara, el Madrid de Zidane se pasea por Europa y España a puro triunfo. Lo sabe el Atlético de Simeone, también el Celta de Berizzo. Hasta que Cristiano metió el primero, el Madrid estaba en llamas. Después, se relajó. Pero cuando el Celta se animó, volvió a surgir el portugués. Parece que están mimetizados el Madrid y Ronaldo. Cada vez que se duda de ellos, aparecen para silenciar a sus detractores. El Real gana, Cristiano la mete. El Madrid ganó 4 a 1, se paseó en Vigo y ya acaricia la Liga. Un empate el próximo domingo ante el Málaga lo coronará con su título número 33 en España. Lo sufre el Barça de Messi, que pasó de disfrutar con los zapatos de Antonella a padecer con los zapatos de Cristiano.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas