Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El convento donde José López arrojó millones de dólares se quedó sin apoyo de la Iglesia

El arzobispo de Mercedes-Luján, Adrián Radrizzani, decidió no seguir adelante con el monasterio que se encuentra en General Rodríguez

Miércoles 17 de mayo de 2017 • 20:42
El convento donde José López arrojó millones de dólares, sin apoyo de la Iglesia
El convento donde José López arrojó millones de dólares, sin apoyo de la Iglesia. Foto: Archivo / Emiliano Lasalvia
0

Un año atrás, un monasterio de General Rodríguez fue protagonista de una escena de película. El ex secretario de Obras Públicas José López fue visto en un convento arrojando bolsos que contenían millones de dólares. Las imágenes fueron grabadas y así se dejó en evidencia al ex funcionario kirchnerista y a las religiosas que lo ayudaron. López fue detenido y la historia se convirtió en uno de los más grandes escándalos de corrupción en la Argentina . Días atrás, el arzobispo de Mercedes-Luján, Adrián Radrizzani, informó al diario Perfil que la Asociación Familia Misionera de Nuestra Señora del Rosario de Fátima ya no cuenta con ninguna jerarquía dentro de la Iglesia.

La decisión, según señaló el mismo diario, no se tomó porque se hubiera detectado complicidad de las monjas con el intento de ocultar el dinero, sino por falta de miembros e incumplimiento de requisitos estatutarios de la comunidad. "Me pareció prudente, porque con cuatro miembros [el monasterio] no tenía entidad numérica suficiente y no creció el número de fieles desde que se constituyó", explicó Radrizzani.

El origen del monasterio

cerrar

Ubicado a unos 40 kilómetros de la capital, en General Rodríguez, el predio donde encontraron al ex secretario de Obras Públicas y segundo del ex ministro de Planificación Julio De Vido está rodeado por quintas, casas de clase media baja y descampados. El monasterio Nuestra Señora del Rosario de Fátima no llega a los 30 años. El terreno fue vendido en la década del 90 por un grupo de familias que compartía allí una casa de fin de semana, bautizada Villa Regina.

Según pudo saber LA NACION de parte de los anteriores propietarios, el comprador, Balsano Propiedades -cercano a la Iglesia-, donó el terreno al entonces obispo de Avellaneda, Rubén Héctor Di Monte, que mantuvo estrechos lazos con el ex presidente Néstor Kirchner y era considerado por De Vido como su "consejero espiritual".

Las autoridades de la Iglesia con jurisdicción sobre esa localidad bonaerense siempre mantuvieron nexos cercanos con la política y el peronismo. Cuando el terreno se vendió -la familia no recuerda el monto por el cual hizo la operación- y fue donado a Di Monte, la hectárea quedó bajo la supervisión del obispo de Mercedes, el ultraconservador monseñor Emilio Ogñénovich, conocido por su irrevocable apoyo al ex presidente Carlos Menem y su enfrentamiento con el ex mandatario Raúl Alfonsín. Por esos años, las reuniones con funcionarios del gobierno menemista estaban a la orden del día.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas