Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Hot Sale en la Casa Rosada: sin ofertas, el Gobierno le bajó el precio al avión Tango 01

La aeronave está fuera de operación; fue afectada por un accidente en el rodaje de un film

SEGUIR
LA NACION
Jueves 18 de mayo de 2017
El Tango 01 bajó de precio
El Tango 01 bajó de precio. Foto: Archivo
0

La Casa Rosada se adhirió al Hot Sale, podría decirse. El Tango 01 bajó de precio. Todo aquel interesado que se quiera quedar con la nave que llevó a los presidentes desde que Carlos Menem lo compró, en 1992, deberá pagar US$ 1,5 millones, un millón menos de lo que se había publicado en septiembre del año pasado. Ofertas de ocasión.

En el Gobierno explican que la base la determina el Tribunal de Tasación de la Nación. En diciembre del año pasado, lo había tasado en US$ 5,38 millones y, según las estimaciones actuales, se calcula que bajó a 3,8 millones. Como la base del procedimiento de subasta son las dos terceras partes del valor de la tasación oficial, el precio sería de 2,5 millones. Pero más allá del procedimiento, algunos emisarios lo ofrecieron en el exterior a 1,5 millones de dólares.

La "promo avión" que ofrece el Gobierno tiene al menos dos motivos: uno, el mercado; el otro, la torpeza. Sucede que el único destino que se vislumbra es para carguero. Eso sí, con varias limitaciones, ya que la escasa autonomía le impide llegar a Europa sin hacer escala. Pero además es necesaria una enorme inversión para desarmar el interior y, sobre todo, para colocar las puertas de cargas.

Pero hay un tema más que hasta ahora estuvo en secreto. La atracción que tienen varios funcionarios, actuales y pasados, hacia las cámaras y el mundo del espectáculo es moneda corriente en los despachos oficiales. Sin llegar al extremo de hace pocos días (aterrizó una modelo recientemente separada de un deportista y las llamadas para abrirle paso en Ezeiza se sucedieron a velocidad de rayo), hace varios meses ingresó a la Casa Rosada un pedido para poder filmar unas tomas de La cordillera, una película que se estrenará la semana próxima en Cannes que protagoniza Ricardo Darín y que produce K&S Films.

El permiso se otorgó sin demasiados reparos, y entonces la productora llegó con su arsenal de equipamiento al pie del avión. Como sucede en cada set de exteriores, se instalaron camiones, cables, cámaras y trípodes con luces para la ocasión. La estación militar se vistió de estudio cinematográfico.

Todo transcurría a la perfección hasta que una ráfaga de viento desató la emergencia. Una columna de iluminación perdió el equilibrio y se desplomó. Nada que no pueda suceder en una filmación, sólo que esta vez en el trayecto hacia el piso una enorme y pesada lámpara se topó con un ala del avión.

El golpe pegó de lleno en lo que en la jerga se denomina "borde de ataque" del ala, justo el frente de esa parte vital del avión. Desde entonces el avión no voló más. En la productora explicaron que se trató de un accidente causado por una tormenta. Relatan que inmediatamente se contactó a la empresa de seguros Chubb y que, después de investigar el reclamo, se procedió al arreglo. Dos aviadores que conocen la flota de oferta coincidieron en que todos los manuales sostienen que no es recomendable despegar con una falla de ese tipo.

"El T-01 no es aeronavegable porque tiene vencida la última inspección por planes de mantenimiento (desde julio de 2016) y la del conjunto de trenes de aterrizaje y motores (desde octubre pasado). Por lo tanto, perdió la condición de aeronavegabilidad antes del momento de la filmación", explicaron en la oficina del secretario general de la Presidencia, Fernando De Andreis.

El Tango debe esperar

Mientras tanto, en la Casa Rosada decidieron bajar el precio y frenar el proceso de reposición de la aeronave presidencial.

"Por nuestro lado no está trabado. Sólo no se está apurando, y si sale un par de meses más tarde de lo que se esperaba hace tiempo no es problema", respondieron ante la consulta en la oficina de De Andreis.

En rigor, lo que sucedió es que, sin ofertas por el viejo Tango y con las elecciones en octubre, varios funcionarios no veían con buenos ojos el gasto de algo más de 50 millones de dólares para la reposición del Boeing. Otros dicen que el propio presidente Mauricio Macri decidió esperar y rever la decisión, ya que a medida que el expediente sumaba fojas también sumaba ceros en la cifra. Nadie quiere quedar expuesto ante la opinión pública por la compra de un avión nuevo.

Todo parece indicar que, al menos hasta octubre, la Presidencia no tendrá flota y las comitivas seguirán viajando en vuelos comerciales. Mientras tanto, al menos queda la esperanza de que aquella filmación en el Tango al menos llegue lejos en los festivales. Quizás un ala de avión valga una Palma de Oro.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas