Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Los escándalos aumentan la presión sobre Trump y golpean de lleno Wall Street

El Dow Jones sufrió la mayor caída desde las elecciones por la creciente sensación de crisis; cada vez más republicanos exigen explicaciones a la Casa Blanca por la supuesta presión sobre el FBI

Jueves 18 de mayo de 2017
0
Trump, ayer, en la ceremonia de graduación de los cadetes de la guardia costera
Trump, ayer, en la ceremonia de graduación de los cadetes de la guardia costera. Foto: FotoBAIRES

WASHINGTON.- La sensación de que los escándalos que rodean a Donald Trump están sobrepasando su presidencia puso en guardia a los republicanos del Congreso y golpeó de lleno ayer Wall Street, que sufrió la mayor caída desde que el magnate ganó las elecciones.

Un grupo pequeño pero cada vez mayor de legisladores republicanos está aumentando la presión sobre la Casa Blanca para que explique los vínculos que pudo haber entre Rusia y la campaña de Trump, tras conocerse un memorándum del despedido jefe del FBI que dice que el presidente de Estados Unidos trató de frenar una investigación sobre el Rusiagate. La confusión escalaba ayer en Washington por las acusaciones de que Trump trató de obstruir a la justicia al presionar en febrero a James Comey, el jefe del FBI que finalmente fue despedido la semana pasada, para que abandonara una investigación sobre Michael Flynn, que tuvo que renunciar al cargo de asesor de Seguridad Nacional luego de que mintió sobre sus contactos con diplomáticos rusos.

En un intento por controlar daños, el Departamento de Justicia nombró al ex director del FBI Robert Mueller como asesor especial para supervisar una investigación federal sobre la posible injerencia rusa en la campaña de Trump. El nombramiento se da en medio del creciente clamor de los demócratas, y de un núemero pequeño de repubicanos, para que una persona ajena al Departamento de Justicia se haga cargo de una investigación con enormes implicaciones políticas.

La amenaza de que se profundice una crisis de gobierno desestabilizó ayer Wall Street. El Dow Jones sufrió la mayor baja desde septiembre, al caer 1,78%, y el dólar se hundió frente a varias de las llamadas monedas de refugio, como el yen y el franco suizo. La controversia lleva a los inversores a dudar de la capacidad de Trump para sacar adelante su agenda, que incluye recortes de impuestos y eliminar regulaciones.

Los republicanos, que se mostraron tolerantes hasta el momento, parecen estar comenzando a llegar al tope de su paciencia. A la pregunta de si piensa que las acusaciones contra Trump justifican un juicio político, el representante republicano Justin Amash dijo: "Si las acusaciones son ciertas, sí. Todos en este país merecen un juicio justo, incluido el presidente o quién sea". Que más republicanos comienzan a hablar de un juicio político al presidente sería significativo, porque el partido controla ambas cámaras del Congreso.

cerrar

Lo preocupante para Trump es que muchos republicanos están empezando a enviar mensajes más ambiguos y la presión ya no es sólo demócrata. El presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, señaló que el Congreso tiene la "obligación" de supervisar al presidente Trump y llamó a cotejar cuidadosamente todas las cuestiones relativas a sus diálogos con Comey. En tanto, el senador John McCain comparó la controversia que involucra a Trump con el escándalo de Watergate, que llevó a la renuncia del presidente republicano Richard Nixon en 1974.

A su vez, congresistas demócratas continuaban ayer con el intento de formar de una comisión independiente y designar un fiscal especial para investigar los lazos de la campaña de Trump y Rusia.

Los recientes informes de que Trump le pidió a Comey que cerrara la investigación sobre Flynn agregaron urgencia a los pedidos para ampliar las pesquisas, dijo el congresista Elijah Cummings, miembro de las comisiones de Supervisión e Inteligencia de la Cámara de Representantes.

"Dicho de manera simple, los republicanos no están haciendo su trabajo en identificar la responsabilidad del presidente", dijo Cummings, que pidió crear una comisión independiente para restaurar la credibilidad de la investigación.

Ayer, el comité legislativo fijó finalmente una audiencia para el 24 del actual para investigar si Trump interfirió en la investigación del FBI. En tanto, la Comisión de Inteligencia del Senado pidió la divulgación de los documentos de Comey relacionados con su encuentro con Trump. En una carta dirigida al actual director interino del FBI, Andrew McCabe, el Senado pidió "cualquier nota o memorándum elaborado por el ex director vinculados a cualquier comunicación que pudo haber tenido con altos funcionarios de la Casa Blanca o el Departamento de Justicia relacionados con las investigaciones sobre los esfuerzos de Rusia" por influenciar en las elecciones de 2016, dijo la comisión en un comunicado.

También enviaron otra carta a Comey, despedido la semana pasada, con el objetivo de solicitar su comparecencia ante la comisión.

Agencias AFP, AP, DPA y Reuters

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas