Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Aunque el mercado lo pone en duda, Sturzenegger ratificó la meta del 17% de inflación

El presidente del BCRA dijo "estar trabajando" para cumplir con la pauta de 2017 y estimó que a fines de año el aumento de precios será del 1% mensual; críticas de los industriales

Jueves 18 de mayo de 2017
SEGUIR
LA NACION
0
Sturzenegger, ayer, en conferencia de prensa
Sturzenegger, ayer, en conferencia de prensa. Foto: Télam / Manuel Fernández

El presidente del Banco Central (BCRA), Federico Sturzenegger , apeló ayer a una sentencia dogmática para ratificar su objetivo inflacionario, cuando más arrecian las dudas sobre su posible cumplimiento, al sostener que "cambiar una meta es no tener meta".

Apeló a ese sutileza para rehusarse a evaluar una posible adecuación de la banda de 12 a 17% que proyectó para la inflación en 2017 a pesar de los transcendidos que indican que otras áreas del Gobierno ya trabajan con supuestos más altos.

"Estamos trabajando para cumplir con las metas fijadas para este año", dijo Sturzenegger en una conferencia de prensa en la que el salto inflacionario de los últimos meses pasó a ser el tema excluyente, pese a que la presentación había sido convocada para dar a conocer el informe de Estabilidad Financiera del primer semestre de este año.

El funcionario recordó que en febrero ya había advertido que se avecinaban "tres meses delicados en materia de inflación" y prefirió valorar los avances conseguidos.

"Llegado abril la inflación anual estaba en el 27,5%; en mayo va a estar por abajo del 25% y para julio ese ritmo va a estar entre 21 y 22%. Entonces estaremos en la inflación anualizada más baja de los últimos 10 años, con excepción del período de Lehman Brothers". sostuvo en alusión a la recesión global y local de 2009 tras la quiebra de esa entidad.

"Con lo cual habremos bajado la inflación del 36,6% de 2016 al 21 o 22%. Hablamos de 14 o 15 puntos sólo en los primeros siete meses del año", destacó seguidamente.

"De ahí nos queda lo que resta del año para llegar al rango de entre 12 y 17%. Para ello estamos trabajando y aún nos queda margen", insistió Sturzenegger en relación con la política contractiva y la suba de tasas que volvió a ensayar desde marzo tras un período mucho más laxo en materia monetaria que -según admitió- puede haber colaborado en alimentar este rebrote: "quizá pecamos de exceso de confianza en diciembre y enero", concedió.

El jefe del ente monetario, que tomó a su cargo la lucha contra el sostenido aumento del costo de vida, recordó que los procesos de desinflación no "suelen ser lineales" y que para sostenerlo se necesitan correcciones. "Son las que estamos ejecutando desde principio de marzo y las que permitirán a la economía volver a transitar el sendero desinflacionario desde mayo", se ilusionó.

Pero entre esas correcciones descartó, por caso, toda posibilidad de discontinuar la compra de reservas para desactivar temporalmente otra usina generadora de pesos. Incluso dio a entender que ese objetivo deviene de la necesidad de incrementar el activo de la entidad cuando su pasivo se dispara, al haber crecido 70% en un año la deuda que tiene emitida en Lebac (de $ 499.000 millones a 843.200 millones) y quintuplicado los pases pasivos (de $ 26.000 millones a $ 107.000 millones) en igual período.

Al final de la conferencia se animó a sostener que lo importante será llegar a la última parte del año con "una inflación que se ubique en el 1% mensual o por debajo". Pero vinculó ese objetivo con la posibilidad de "trabajar con una meta del 10 por ciento para 2018", el rango medio del objetivo de entre el 8 y el 12% actualmente fijado para entonces.

La ratificación de la meta fue considerada lógica por los economistas. "Me parece bien que no cambie las metas. Si las cambiara correría el riesgo de acelerar la inflación", interpretó el analista financiero Christian Buteler. "La construcción de independencia y reputación es un activo de largo plazo que justifica redoblar el esfuerzo en el corto plazo", coincidió Federico Furiase, del Estudio Bein.

Pero volvió a levantar críticas entre los industriales. "Si bien la inflación es el mayor flagelo, yo creo que el Gobierno está equivocándose desde la política del Banco Central, porque con las tasas altas le pone un freno a la economía", insistió el dirigente José Urtubey, vocal de la UIA.

Un polo de atracción

Las definiciones de Sturzenegger fueron seguidas in situ por varios banqueros (se lo vio a Gabriel Martino, del HSBC, entre otros), empresarios (Aldo Roggio) y consultores, y seguidas en directo por los operadores de la City porteña.

El presidente Mauricio Macri pareció cargarlo de responsabilidad cuando lo identificó, desde China, como "responsable primario" de la inflación, más allá de que valore y respalde férreamente su tarea. Además, tal vez por la solidez que muestra esa relación o lo prioritario de la tarea que tiene a cargo en estas circunstancias, el jefe del BCRA pasó a ser la figura del área económica que más atención genera entre empresarios y banqueros.

Federico Sturzenegger

Presidente del Banco Central

"Cambiar una meta es no tener meta".

"Estamos trabajando para cumplir con las metas fijadas para este año y aún nos queda margen."

"Las correcciones que venimos aplicando desde marzo son las que permitirán a la economía volver al proceso de desinflación desde mayo"

"El año que viene creemos que vamos a estar trabajando con una meta del 10 %, pero para ello la inflación a fin de año tiene que estar en 1 por ciento [mensual] o por debajo de ese nivel"

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas