Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Seguirán presos los hinchas acusados de arrojar al vacío a otro en el clásico cordobés

Dictaron la prisión preventiva por la muerte de Emanuel Balbo; revelan que otros reclusos les pegaron en el penal

SEGUIR
PARA LA NACION
Jueves 18 de mayo de 2017
El momento preciso en que Emanuel Balbo cae al vacío en la tribuna popular
El momento preciso en que Emanuel Balbo cae al vacío en la tribuna popular. Foto: Archivo

CÓRDOBA.- Homicidio agravado por la ley de espectáculos públicos. Por ese delito, la fiscal Liliana Sánchez procesó con prisión preventiva a los seis hinchas de Belgrano acusados de haber golpeado y hecho caer al vacío a Emanuel Balbo, un joven simpatizante "pirata", en una de las populares del estadio Mario Alberto Kempes en el entretiempo del penúltimo clásico cordobés, el 15 de abril pasado. El joven, de 22 años, murió tras dos días de agonía.

El caso causó honda conmoción. Quedó filmada toda la secuencia en la que se ve cómo bajaron a Emanuel a puro golpe desde arriba de la tribuna Willington hasta que, arrinconado contra un paraavalanchas, intenta escapar y al menos tres hinchas lo empujan al vacío. También se ve, en otra imagen fílmica, al joven caído y ya sin zapatillas, porque se las robaron. De hecho, el séptimo procesamiento de ayer fue por el "hurto calamitoso" del calzado.

La conmoción fue mayor aún por la historia detrás del suceso: Emanuel se había cruzado, en la popular, con Oscar "Sapito" Gómez, que cinco años atrás, cuando corría una picada, arrolló y mató a su hermano Agustín, de 14. La familia Balbo y sus amigos responsabilizaron desde el primer momento al "Sapito" como instigador del ataque en el Kempes.

La resolución judicial extenderá la temporada de los acusados en prisión. La primera etapa de su estancia en el penal de Bouwer, según pudo saber LA NACION, fue tormentosa: otros reclusos sometieron a varios de ellos a reiteradas palizas en el pabellón.

La fiscal Sánchez -que en los próximos días se jubilará y dejará la causa- consideró a Gómez como "instigador" del homicidio agravado, y a Matías Ezequiel Oliva, Pablo Javier Robledo y Martín Darío Vergara como coautores; procesó a David Oliva Molina -padre de Matías- como partícipe necesario y a Yamil Nahuel Salas como partícipe no necesario. A Hugo Acevedo le dictó la prisión preventiva como "autor de hurto calamitoso" por haberle quitado las zapatillas a Emanuel cuando estaba exánime tras la caída.

Según la fiscal, hay "riesgo procesal" y si los imputados quedaran libres "podrían entorpecer la investigación". Hace una semana el Ministerio de Seguridad de la Nación les prohibió el ingreso a partidos. Y tras el hecho la conducción de Belgrano anunció: "Estas lacras no volverán al club".

Julio Deheza, defensor de Gómez, dijo a LA NACION que ayer los acusados ampliaron sus declaraciones indagatorias y sostuvo que el caso "se resolverá directamente en el juicio, porque no parece haber espacio ni para libertades ni para desincriminaciones".

Rubén Stiberman, abogado de la familia Balbo, señaló: "Se recolectaron pruebas significativas y concluyentes para demostrar la actuación de los imputados en los hechos y para dictarles su prisión preventiva". Enfatizó que la actuación de la fiscalía "permite una reconciliación con la Justicia, cuya morosidad y actuación anterior motivó la muerte de Emanuel". Se refería al hecho de que Gómez no hubiese sido enjuiciado en tiempo y forma por la muerte de Agustín Balbo.

Diversos testimonios dan cuenta de que tanto el "Sapito" como otros de los detenidos por la muerte en el estadio fueron golpeados en Bouwer, donde están detenidos. "El comentario es que les dieron una paliza, que la pasaron mal", contó a LA NACION Daniel Lobos, el cordobés detenido por error como presunto jefe narco, que estuvo una semana preso en aquel penal.

"Gómez no me lo manifestó jamás, pero no habla mucho -advirtió su defensor-. Sí es verdad que tuvo problemas al principio, pero rápidamente lo cambiaron de lugar. La cárcel es un mundo aparte, tiene sus códigos y no hablar de estas cosas es una regla."

También afirmó que Gómez "admitió la pelea [en el Kempes]. Dijo que Balbo fue a buscarlo, que lo empujó". Pero insistió con que su defendido "nunca gritó que Emanuel era «gallina»", hincha de Talleres. "Eso lo dijo un testigo que tiene una historia de enemistad con él y que ahora fue detenido por violencia de género", agregó.

Te puede interesar