Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El calvario de Brian Fernández, que se va de Racing a Sarmiento en busca de un nuevo rumbo

El delantero, afectado por problemas personales, se incorporará de inmediato al club de Junín, mientras continúa con un tratamiento

Miércoles 17 de mayo de 2017 • 23:59
0
Brian Fernández
Brian Fernández. Foto: Archivo

La noche del 23 de enero, en Salta, resultó un espejismo para Brian Fernández . El delantero de Racing ingresó en el amistoso ante Independiente, en lo que eran sus primeros minutos luego de la suspensión por doping que había recibido en mayo de 2015. Luego de tirar una pared con Francisco Cerro, definió para marcar el 3 a 0 final ante el Rojo. Lloraba tirado en el césped, mientras Diego Cocca aplaudía desde el banco de suplentes y sus compañeros se acercaban a felicitarlo. Era más que un gol en un clásico: parecía la luz al final del túnel, la salida después de un largo tratamiento para salir de una enfermedad.

Pero esa sensación duró poco. Fernández superó todos los controles internos que le hicieron desde que volvió al club en noviembre, pero su inconducta llevó hasta el hartazgo a Cocca, acaso el que más intenciones tenía de recuperar a quien fuera el goleador de la B Nacional cuando su Defensa y Justicia fue campeón. Las ausencias a los entrenamientos muchas veces fueron disimuladas desde el cuerpo técnico como molestias estomacales. También dio positivo en un control de alcoholemia en marzo. Hasta esta semana, cuando la situación llegó a un límite. El santafesino de 22 años faltó a la práctica del martes y el miércoles, y el entrenador decidió no protegerlo esta vez. Su faltazo se hizo público. Así se terminaba su ciclo en la Academia, aunque tenga contrato hasta 2019.

"Lo mío es un problema psicológico y personal. Racing se preocupó por mí, no por el jugador, al igual que mis compañeros y familia. Yo fallé, no ellos. Tuve recaídas de actitudes, no de drogas. Hice pendejadas, faltaba por ganas de no ir a entrenar", reconoció hoy el jugador en el programa Closs Continental. En radio La Red, su representante Christian Bragarnik dijo que está "deprimido". La puerta de salida, la vía de escape esta vez será Junín: Sarmiento usará un cupo por lesión para reforzar su plantel, en la pelea por el descenso. "Hablé con Cocca y aposté por Brian", explicó Teté Quiroz, el entrenador del Verde. El psicólogo que le acercó Racing también lo seguirá a la distancia en su estadía en Junín.

Fernández había pasado siete meses durante el 2016 en Tijuana, México, rehabilitándose. Desde su entorno, por recomendación médica, entendieron que lo mejor era aislarlo del contexto habitual. El futbolista viajó solo con sus botines porque pensó que se iba a un nuevo equipo, pero lo esperaba un desafío mayor: un tratamiento para abordar su enfermedad. En noviembre pasado volvió al club. "Cuando entré al Cilindro le dí un beso al césped", contó al regresar. Sus compañeros lo alentaban, lo contenían en el vestuario. La llegada de Cocca fue otro mimo.

Pero no pudo aprovechar la oportunidad. Sólo ingresó en cuatro partidos, ante Lanús, Belgrano, Gimnasia y Aguilas Doradas, por la Copa Sudamericana. Si no hubiera sido por su inconducta, habría tenido más continuidad. Así lo reconocen desde el cuerpo técnico, que deseaba llevarlo al banco de suplentes contra Independiente pero la propia actitud del ex Defensa volvió ese deseo imposible. ¿Qué lleva a un chico de 22 a boicotearse la chance de jugar un clásico? Será una respuesta que algún psicólogo, quizá, pueda dar. Porque ni el propio Fernández puede explicárselo. Aunque intente una hipótesis: "Estoy llevando una mochila pesadísima. Me da mucha bronca que digan cosas sin saber, viví cosas muy feas siendo muy chico. Tengo las herramientas para no consumir más".

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas