Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El triunfo de Independiente sobre Camioneros: Hugo Moyano reconoció por quién hinchó y explicó por qué

El presidente del conjunto de Avellaneda también fue uno de los fundadores del joven equipo del Federal B; dos equipos, un solo corazón

Jueves 18 de mayo de 2017 • 07:51
SEGUIR
PARA LA NACION
0
Moyano celebra en el palco de Independiente
Moyano celebra en el palco de Independiente.

Independiente estuvo a un paso de caerse temprano de la Copa Argentina. Tres días después de haber derrotado a Racing, los Rojos, con una formación alternativa, tuvieron que sudar más de lo pensado para eliminar a Camioneros, institución del Federal B fundada por la familia Moyano. Sí, la familia de Hugo Moyano, presidente del conjunto de Avellaneda.

"Para los muchachos de Camioneros, fue importante haber jugado un buen partido. Para el club, también"
Hugo Moyano

Luego de empatar 0 a 0 durante el tiempo regular, la clasificación se definió en los penales, en donde el equipo de Ariel Holan se impuso por 5-4. Pero lo que pasó ayer no fue más que un déjà vu. Hace dos años, por la misma competencia, en la misma instancia, Independiente también sufrió ante un rival de la misma categoría: la noche del 25 de abril de 2015, en Córdoba, Independiente coqueteó con el colapso ante Alianza de Coronel Moldes, un modesto equipo del ascenso al que recién le ganaría por penales tras igualar 1 a 1 con un gol de Christian Ortíz sobre el final.

Independiente, anoche, volvió a entrar en pánico ante un equipo de menor calibre -pero con el mayor presupuesto del Federal B-, al que debería haber eliminado sin sobresaltos. Camioneros, sin embargo, cayó en la costa, con decoro, muy cerca de dar el golpe más resonante de su historia. La tensión fue tal que Hugo Moyano vivió los penales en un evidente estado de ansiedad. Cuando Toledo anotó el último, el que confirmó la clasificación del conjunto de Avellaneda a los 16avos de final, Hugo respiró aliviado y festejó con los brazos en alto, manso después de haber visto de cerca una posible eliminación del club que preside.

"En definitiva fue un partido de fútbol, pero festejé el triunfo de Independiente porque tuve preferencia por la historia. Camioneros recién empieza y le quedarán muchos años para tener la historia del Rojo", reconoció Hugo Moyano en Télam.

"De todas formas -continuó- para los muchachos de Camioneros fue importante haber jugado un buen partido. Para el club también. Además tuve el orgullo de que mi nieto Facundo (hijo de Pablo) estuviera en el banco de suplentes. Fue una noche inolvidable".

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas