Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Una instalación de González Iñárritu

Viernes 19 de mayo de 2017
0

CANNES.- ¿Realidad virtual para cuestionar la situación de los inmigrantes ilegales? Sí, el mexicano Alejandro González Iñárritu está presentando en el marco del festival la instalación titulada Carne y arena (Virtually Present, Physically Invisible), que lleva al espectador (pueden ingresar menos de 100 personas por día) al corazón de la crisis de los refugiados, con una propuesta inmersiva que expone las penurias de los mexicanos que intentan cruzar la frontera con Estados Unidos.

La instalación está ubicada en un hangar de aeropuerto en la zona de Mandelieu, en las afueras de Cannes, y recrea las vivencias de los detenidos en los denominados freezers (celdas). Una vez que suena la alarma, el visitante es provisto de una pesada mochila, lentes de realidad virtual y auriculares para iniciar la visita. La experiencia incluye un film de unos seis minutos -fotografíado por su talentoso compatriota- que lleva al público al desierto, donde "convivirá" con verdaderos migrantes, cuyas historias de vida el director de recogió durante los últimos cuatro años. Por supuesto, aparecerán camionetas y helicópteros con luces enceguecedoras y todos serán puestos de rodillas y arrestados por la policía.

"La realidad virtual no es una extensión del cine ni una mera herramienta promocional que se ha ido devaluando sino un arte en sí mismo", explicó el realizador de Amores perros, Birdman y Revenant: El renacido, quien le dedicó también unas duras palabras a Donald Trump. "Para este señor todos los inmigrantes son violadores y criminales. Es muy triste que convierta a esta gente vulnerable en su enemigo."

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas