Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Trump se despegó del escándalo en el FBI y dijo que hay una "caza de brujas"

El presidente negó haber presionado para que cese la investigación sobre las conexiones con Rusia; calificó de "desgracia" la situación que atraviesa Venezuela

Viernes 19 de mayo de 2017
0

WASHINGTON.- El presidente estadounidense, Donald Trump, negó ayer haber tratado de convencer al FBI de dejar de lado una investigación que estaba en marcha contra el entonces consejero de Seguridad Nacional Michael Flynn por sus relaciones con Rusia.

Al ser consultado durante una conferencia de prensa en la Casa Blanca si en algún momento había presionado al entonces director del FBI, James Comey, Trump respondió secamente: "No. Próxima pregunta".

La avalancha de denuncias sobre la supuesta sugerencia de Trump a Comey para que el FBI se olvidara de Flynn fue la gota que llenó el vaso y llevó al Departamento de Justicia a nombrar un fiscal especial para investigar todo el escándalo.

Para esa responsabilidad fue escogido el abogado Robert Mueller, que fue director del FBI por más de una década (entre 2001 y 2013) después de los atentados perpetrados en Nueva York y Washington el 11 de septiembre de 2001.

Ayer, Trump dijo que "respetaba" la decisión del Departamento de Justicia, pero señaló que el gesto contribuye a "dividir" al país.

"Yo respeto el paso, pero todo es una caza de brujas, y no hubo colusión con mi comité de campaña y Rusia. Cero. Pienso que es una decisión que divide al país", dijo el jefe del Salón Oval durante una conferencia de prensa junto al presidente de Colombia, Juan Manuel Santos.

Para Trump, la idea de que en los últimos meses se haya cometido un acto pasible de investigación criminal es "totalmente ridícula".

"Espero francamente poder dejar esto atrás", dijo el mandatario.

Trump aprovechó la presencia de Santos para referirse también a la situación que atraviesa Venezuela, que calificó de "desgracia para la humanidad", y aseguró que hará lo necesario para ayudar a solucionarla.

"Venezuela es un problema muy serio, no hemos visto un problema así en décadas en cuanto al nivel de violencia", manifestó Trump tras la reunión con el presidente colombiano, en la que el deterioro de la situación en el país latinoamericano estuvo sobre la mesa.

"Vamos a trabajar juntos para hacer todo lo que sea necesario para ayudar a arreglar eso", dijo.

El presidente norteamericano aseguró que "una Venezuela estable y próspera" es lo deseable para todo el continente americano.

Más de 40 personas murieron ya en el marco de las protestas que se mantienen desde hace semanas contra el gobierno de Nicolás Maduro. "Desde el punto de vista humanitario, es algo que no hemos visto en mucho tiempo", aseguró Trump, que habló de la riqueza pasada del país y de la riqueza que genera el petróleo. "Y sin embargo ahora la gente no tiene para comer, hay pobreza", añadió.

"El país ha estado muy mal manejado durante años", dijo. "Es realmente una desgracia para la humanidad."

El gobierno norteamericano impuso ayer sanciones al presidente del Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela y a los siete miembros de la sala constitucional, al responsabilizarlos de haber usurpado con sus sentencias la autoridad de la Asamblea Nacional.

Agencias DPA y AP

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas