Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Cartas de los lectores

Oportunidad; Vergüenza política; Sin respeto al docente; Mejor, el ferrocarril; Delitos de la guerrilla; Libertades individuales

Viernes 19 de mayo de 2017
0

Oportunidad

Ante el fallo de Cámara en el sentido de que los jubilados no deben pagar el impuesto a las ganancias, el Gobierno tiene la oportunidad de cumplir con parte de sus promesas de campaña y aceptar lo dispuesto. Apelar el fallo es una muestra de la falta de voluntad de cumplir y una manifiesta insensibilidad ante la injusticia.

Jorge Juan Gorini

DNI 4.386.430

Vergüenza política

Anteanoche, en el programa Intratables, mientras Daniel Menéndez, representante de Barrios de Pie, describía situaciones de angustia, carencias y malnutrición de más del 45% de los niños argentinos; los políticos presentes, como el señor Abal Medina, solo pudieron decir que sentían vergüenza, pero sin aclarar por qué. Quizá sea vergüenza por lo mucho que cobran como servidores públicos que se sirven más de lo que sirven, o por su responsabilidad de lo mal que estamos, o por la falta de transparencia, o por lo mucho que robaron tantos compañeros peronistas desde hace más de 50 años, o por lo mucho que aplaudieron la corrupción kirchnerista, o por lo mucho que malgastan, o por la frustración que después de tantos años de administraciones en democracia han creado más pobres que las administraciones militares.

¿Sinceramente sienten vergüenza, dolor, frustración, o realmente son unos sinvergüenzas?

Alberto N. Caprile

DNI 18.757.688

Sin respeto al docente

Leí la nota en la que se cuestiona la conducta de una docente que publicó en una red social el examen de una alumna y comentó al respecto: "No dejan de sorprenderme", observándose que era un examen de inglés y que las respuestas estaban en castellano. La madre se quejó y la docente fue suspendida. Es verdad que el docente no tiene por qué publicar esa parte del examen en una red social, pero no sólo allí no se ve el nombre de la alumna, sino que no existe un solo indicio de que se trate de un escrache. Una alumna que rinde un examen de inglés y contesta en castellano es una falta de respeto al docente. Hoy las autoridades son denigradas y así un policía, un jefe, un docente, siempre son los "malos" y el alumno una pobre víctima. Se han invertido los roles. Si la alumna fue a rendir un examen sin haber estudiado, además de darle vergüenza y ser reprobada, debió entregar el examen en blanco y agachar la cabeza. La conducta reprochable es la de la alumna y de sus padres como tales. Al docente se lo respeta y al colegio se va a estudiar, no a hacerse el gracioso. La resolución del colegio solo incentiva la faltas de respeto de los alumnos hacia los docentes. Preocupante.

Agustín H. Banchieri

DNI 24.155.007

Mejor, el ferrocarril

En la edición del 20 de abril, en la nota "Los empresarios piden mejoras en infraestructura y logística para ganar competititividad", hay un correcto comentario del presidente de Arcor, Luis Pagani, lo cual me lleva a agregar: nuestro país llegó a tener la octava red ferroviaria del mundo, con 47.000 kilómetros y 100.000 de vías férreas. La primera inauguración fue en 1857, hace 160 años, y con la continua extensión de las mismas, comienza el crecimiento poblacional del país, el nacimiento de ciudades y el fomento de la agricultura, la ganadería, etc., llegando a ser uno de los diez principales países del mundo, pero una resolución de políticos descerebrados puso fin a casi todo lo que se llamaba ferrocarril. Un país extenso como el nuestro necesita imperiosamente la revisión de esta política, y no sólo recuperar los recorridos anteriores, sino extenderlos. Sé que no disponemos de los necesarios fondos para ello, pero llamemos a licitaciones internacionales para que empresas privadas revitalicen los trazados anteriores y construyan los nuevos faltantes. Hay gente que todavía piensa que privatizar es entregar el país, pero esto sucede si no tenemos control sobre los privados, porque con ese criterio tendríamos que estatizar las fábricas de autos, las panaderías, etc. Menos camiones y micros, automóviles en rutas, menos accidentes, menos inversión en reparación, y al bajar el costo del transporte, seremos más efectivos para exportar, y el ciudadano también sale ganancioso, porque el costo de lo que consume disminuye. Además el transporte de pasajeros, más rápido, mayor comodidad y con menos costos para el usuario. Y algo más: estamos buscando bajar la desocupación, ¿cuántas fuentes de trabajo se crearían diseminadas por todo el país, en forma permanente?

Emilio Bianchetti

ebianchetti39@gmail.com

Delitos de la guerrilla

El editorial del 16 de mayo ("Del dos por uno a la infinita impunidad") es digno del mejor de los elogios. Su texto es por demás claro, conciso y concreto. Aborda el tema no sólo desde la óptica jurídica, que resulta impecable, sino también desde la moral que debe regir en toda justicia que se precie de tal. No solo sugiero su detenida lectura, sino que considero un deber de los padres para con sus hijos -que no vivieron tan desgraciada época- hacérselos leer y aclararles lo que pidan para que no se dejen llevar por la artera propaganda que se hace bajo el ropaje de los derechos humanos. Como bien se dice en la bajada del editorial, "debería preocupar el olvido del que gozan los delitos del terrorismo guerrillero".

No quiero terminar sin poner especial énfasis en lo admitido por un ex montonero de que si hubiera triunfado la guerrilla se habría generado una masacre a través de fusilamientos.

Juan Segundo Areco

DNI 7.609.988

Libertades individuales

El martes pasado, por la noche, como me pasó ya varias veces, no pude llegar a horario al sitio donde me dirigía por una nueva marcha docente, que prácticamente anuló la circulación vehicular en el centro porteño.

¿Hasta cuándo tendremos que soportar estos atentados a las libertades individuales? ¿Podremos los ciudadanos alguna vez convivir en paz y civilizadamente?, ¿lo entenderán quienes manifiestan, en su mayoría peronistas, para que dejen de entorpecer el funcionamiento del país y la vida de los que trabajan para que a la Argentina le vaya mejor? Setenta años de historia parecen ofrecer una respuesta: no. Ojalá pueda alguna vez vivir lo contrario.

Martín Ruano

martin_ruano@hotmail.com

En la Red

Facebook

Las denuncias contra Temer en Brasil

"Tan corrupto como Lula y Dilma" - Federico Wendt

"Si de korrupción hablamos, los argentinos podemos dar cátedra" - Osvaldo H. Fernández

"Doloroso para el vecino país" - Emanuel Vidal

"Un negador profesional de la verdad... debe ser alumno de Cristina y Maduro" - Andrés Castelli

Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.aro a la dirección: Av. Del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA)

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas