Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Las argentinas y las distinciones anuales del boxeo femenino

PARA LA NACION
SEGUIR
Osvaldo Príncipi
Viernes 19 de mayo de 2017
0

Los congresos que anualmente efectúan las cuatro entidades oficiales que rigen el destino del boxeo internacional van ganando trascendencia y espacio en el calendario pugilístico. Sobre todo, por las consecuencias que producen estas porfías, en las que dirigentes, promotores y boxeadores tratan de conseguir lo mejor para sí. En lo deportivo y en lo comercial.

La Federación Internacional de Boxeo (IBF) abrirá mañana las sesiones de su 34ª convención, en la ciudad de Saint Petersburg, Florida, Estados Unidos.

Marcela Acuña
Marcela Acuña. Foto: Archivo

Tras los acuerdos fijados por IBF en Berlín 2013, cuando el doctor Paul Wallace, integrante de la Comisión Atlética de California, alertó sobre las condiciones médicas imprescindibles que serían requeridas para otorgar licencias profesionales a transexuales interesados en competir en boxeo y en artes marciales míxtas, estos debates generaron desde entonces muy buena reputación y siempre arrojaron novedades.

En esta ocasión, el boxeo femenino argentino copará la parada y concitará especial atención con las distinciones que recibirán sus campeonas mundiales: Leonela Yúdica, Marcela Acuña y Carolina Duer. Las tres serán galardonadas en la ceremonia de premiación y serán oficializados, además, sus próximos combates obligatorios.

Yúdica, de 28 años, campeona mosca de la IBF, será declarada "boxeadora del año", por su posesión de la corona desde 2014, con una carrera invicta de doce triunfos y tres empates. Destacarán también, su labor como maestra de escuela pública y primaria en su provincia natal, San Juan. Su victoria frente a la estadounidense Tyrieshia Douglas fortalece su record. La japonesa Yunoka Furukawa fue elegida como su retadora inmediata.

A los 40 años, la formoseña Acuña, icono del profesionalismo nacional, sigue cosechando logros. Su knock-out frente a Yésica Marcos, acaecido el 16 de diciembre último, condujo a que se seleccionara ese combate como "pelea femenina del año". Mas allá de la definición espectacular, ese enfrentamiento le facilitó a La Tigresa ganar el título de las supergallos de la IBF y consagrarse en la última de las cuatro organizaciones rectoras de esta disciplina que tenía pendiente. Lo había hecho en la Organización Mundial (OMB), el Consejo Mundial (CMB) y la Asociación Mundial (AMB).

La australiana Shannon O'Connell , ganó el derecho, a desafiarla el mes próximo en Argentina.

La tercera en cuestión es la porteña Carolina Duer, quién ascenderá a campeona absoluta de peso gallo ( I.B.F), tras la renuncia al cetro absoluto de la chilena Carolina Rodriguez, por razones personales.

A los 38 años, tras consagrarse como titular interina en modo espectacular ante la brasileña Aline Scaranello, en 2016, Duer, anunciará su firma de contrato con el empresario Sampson Lewkowikz, quien representó al quilmeño Sergio " Maravilla" Martinez, en su período mas exitoso. La sanjuanina María Cecilia Román, es su primera contendiente en el ranking mundial.

Tres mujeres argentinas le darán brillo a esta gala deportiva. Con sus historias y sus títulos. Resaltando con sus presencias, que el pugilismo femenino constituye, hoy por hoy, algo más trascendente que un simple complemento atractivo en andar del boxeo argentino. Y por todo esto, merece ser destacado.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas