Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La Iglesia abrirá sus archivos de la dictadura

Permitirá a las víctimas y los familiares consultar los más de 3000 documentos en poder del Episcopado

Viernes 19 de mayo de 2017

La Conferencia Episcopal Argentina difundió ayer el protocolo que víctimas y familiares de desaparecidos deberán seguir para solicitar y consultar los archivos eclesiásticos de los años de la dictadura militar.

De esta manera estarán disponibles más de 3000 documentos generados entre 1976 y 1983, y que actualmente están en poder del Episcopado, la Nunciatura Apostólica en Buenos Aires y la Secretaría de Estado de la Santa Sede.

La elaboración de este protocolo surgió de una disposición del papa Francisco y se logró gracias a la desclasificación y digitalización del material. El Sumo Pontífice se había comprometido con organismos de derechos humanos a concederles esta información, que venían reclamando hace muchos años. Es más, en 2013, en una visita a Roma, la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, pidió expresamente por estos documentos.

"No les tenemos miedo a los archivos. Los ponemos a disposición como un servicio a la reconciliación, a la justicia y a la verdad", había dicho el cardenal Mario Poli, vicepresidente primero de la CEA, cuando se anunció esta medida el año pasado. Poli aseguró que, además, "no hubo selección de archivos" y que la mayoría de los papeles son cartas y telegramas.

Una aclaración importante: sólo podrán acceder a ellos familiares directos de los desaparecidos o las propias víctimas. "Se trata de material sensible, muy delicado, con heridas abiertas y, por eso, se abre sólo a las víctimas y los familiares", aclaró a la agencia Télam Guadalupe Morad, archivista que participó del proceso.

Este trabajo de desclasificación había comenzado incipientemente en 2012. Con la llegada de Jorge Bergoglio al Vaticano, un año después, se profundizó y finalmente este año generó resultados.

Según el protocolo, para poder iniciar los trámites "el interesado deberá completar una solicitud" dirigida al secretario general de la CEA, monseñor Carlos Malfa. En tanto, "los nombres de otras víctimas extrañas al interesado serán oportunamente oscurecidos en respeto a la confidencialidad de los datos privados".

Las solicitudes son recibidas en la sede episcopal de Suipacha 1032, en el barrio porteño de Retiro, de lunes a viernes, de 9 a 17.

En esta nota:
Te puede interesar