Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Icardi, cara a cara contra los fantasmas

LA NACION
SEGUIR
Cristian Grosso
Sábado 20 de mayo de 2017
Mauro Icardi, la cara de la renovación de la lista de Sampaoli
Mauro Icardi, la cara de la renovación de la lista de Sampaoli. Foto: Archivo
0

"Convocalo, no pasa nada, y si hay algún problema, lo arreglamos entre nosotros". Jorge Sampaoli recibió el mismo comentario que los referentes ya les habían acercado a Edgardo Bauza y a Gerardo Martino . La convivencia, los gestos en la intimidad se encargarán de reescribir esta historia de postergaciones y presunta proscripción. Icardi no despierta simpatías porque su estilo de vida abraza la exposición, roza la ostentación, cuando la mesa chica albiceleste prefiere un perfil más discreto y silencioso. Si hasta el dueño de la selección, Messi , el mejor del mundo, hace un arte en eso de vivir lejos del centelleante neón. Pero nunca hubo una condena que excluyera a Icardi. Sí, sensibilidades.

Mauro, ¿tenés amigos en la selección argentina ? Es la única pregunta que Icardi se demoró en responder en 45 minutos de entrevista telefónica con LA NACION. Todavía dirigía Martino y el delantero de Inter reclamaba una oportunidad. "...Eeeeh, jugué con Chiquito, con Romero en la Sampdoria..., después seguimos teniendo relación, cada vez que nos veíamos nos poníamos a charlar..., también su mujer es amiga de Wanda... ¿Y después con otroooo?... ¿Que tenga relación...? A Dybala lo conozco de acá... Y después a todos los conozco... El otro día jugamos contra la Lazio y con Lucas Biglia nos saludamos. Cada vez que me cruzo con un argentino nos saludamos, cambiamos camisetas... Tengo una buena relación con todos." Quedaba claro que no, que no tiene amigos ni afinidades. Construir confianza, despejar preconceptos y convertir goles estarán en el mismo plano de prioridad para Icardi. Llegó adónde quería estar. Pertenecer le duplicará los desafíos.

La mesa chica de la selección se comienza a desintegrar. Entre el paso del tiempo y las decisiones del nuevo entrenador. La convocatoria de Icardi es un golpe de autoridad de Sampaoli. Sin dudas. 'Mando yo', advierte. Y el único indiscutido es Messi. Fuentes muy cercanas a los cuerpos técnicos anteriores le confirmaron a LA NACION que jamás hubo un pedido para no citar a Icardi. Los entrenadores tomaron esa posición. Sabella lo llamó para cumplir una orden de Julio Grondona, nada más. Martino tenía el puesto cubierto por Higuaín y Agüero, sentía que Icardi era muy finalizador para su propuesta de circulación y, además, a él le generaba un zumbido el perfil de Icardi. Él deseaba que sus jugadores sólo fuesen noticia por lo que ofrecían en una cancha. Y para Bauza el podio era Higuaín, Pratto e Icardi, mientras Agüero empezaba a salir del radar del área. Sampaoli elige sumarlo. Cara a cara, ahora no quedarán dudas de quién es quién.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas