Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Directores, del desdén a la atracción irresistible

SEGUIR
LA NACION
Sábado 20 de mayo de 2017
0

En otros tiempos no muy lejanos, muchos grandes directores de cine no pasaban ninguna oportunidad para dejar constancia de su desprecio hacia la televisión. De manera explícita o subliminal, siempre había de parte de ellos alguna mención crítica, irónica o cuestionadora a la pantalla chica. Esas observaciones se sostenían conceptualmente en una definición de la TV como espacio en que la mirada frívola o banal de la realidad se impone de manera irreversible. Cualquier otra visión naufraga a partir de semejante carga.

Hoy, esa perspectiva ya no existe. Lo acaba de corroborar con su lucidez de siempre David Lynch. Dice con amargura que desde hace una década, cada vez hay menos lugar para películas como Carretera perdida y El camino de los sueños. "La televisión es un lugar hermoso. Supongo que he dejado el cine", dice en vísperas del esperadísimo regreso de Twin Peaks. Lo que sugiere Lynch es que hoy la TV, con sus múltiples posibilidades, abre un espacio de libertad creativa sin condicionamientos que atrae como nunca a grandes directores de cine, conscientes de que la revolución digital rompió fronteras, achicó distancias y eliminó prejuicios.

Así vemos hoy hecho realidad algo que parecía imposible tiempo atrás: grandes nombres del cine se animan a la tele y encuentran allí lugar para desarrollar las ideas que el cine hoy les restringe. La lista es infinita. En los últimos días, Paolo Sorrentino (con la continuación de The Young Pope) y Neil Jordan (Riviera) se sumaron a una nómina que en algún momento integraron Martin Scorsese, Spike Lee, David Fincher, Woody Allen, Steven Soderbergh y David O. Russell. La atracción irresistible de hoy sustituyó al desdén de ayer.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas