Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Expectativa en Irán por unas elecciones cruciales

Ayer hubo una gran afluencia a las urnas para decidir entre la continuidad de Rohani y un conservador

Sábado 20 de mayo de 2017
0

TEHERÁN.- Desde la economía hasta las libertades, pasando por el acuerdo sobre el programa nuclear con las grandes potencias, los iraníes se volcaron ayer masivamente a las urnas para definir la presidencia entre el moderado Hassan Rohani, que va por la reelección, y el religioso conservador Ebrahim Raisi, en unos comicios cuyos resultados se conocerán entre hoy y mañana.

Muchos observadores consideran estas elecciones como una suerte de referéndum sobre el accionar de Rohani en estos cuatro años, sobre todo por la cuestión nuclear que llevó al fin de las sanciones internacionales contra Irán. De manera general evaluarán su actitud de apertura hacia el mundo, en tanto Raisi se presenta como el abanderado del nacionalismo.

"La participación entusiasta de los iraníes en la elección refuerza el poder y la seguridad nacional", declaró Rohani después de emitir su voto en la mañana de ayer. El mandatario dedicó la mayor parte de su gobierno a la negociación del acuerdo nuclear firmado con las grandes potencias en 2015, que permitió iniciar la apertura económica y política del país.

El balance general de su gobierno es cuestionado por Raisi, próximo al guía supremo, el ayatollah Ali Khamenei. Mohamed Alí Serkani, un joven votante de 23 años, dijo mientras aguardaba para emitir su voto que prefería al candidato conservador porque "la cultura islámica, la economía y la ciencia son los sectores más importantes", los cuales serán mejor defendidos por Raisi.

Con todo, la ambición de Rohani es continuar con la apertura internacional para atraer más inversiones, mientras que Raisi quiere defender a las clases más desfavorecidas. "Nada cambió particularmente en mi vida con Rohani", señaló un carpintero de 28 años llamado Hadi, que también aguardaba ayer en la cola de votación. "Pero igual voto por él por las relaciones con el resto del mundo."

Además de la conclusión del acuerdo nuclear, Rohani puede presumir de haber logrado una impresionante caída de la inflación, que disminuyó cerca del 40% en 2013 a cerca de 9,5% en la actualidad.

Sin cuestionar el acuerdo nuclear, Raisi denunció la falta de resultados de este compromiso internacional, que no ha favorecido a los más necesitados, a los que Raisi dice querer defender. El candidato de los clérigos critica las malas cifras de desempleo, que golpea al 12,5% de la población y al 27% de los jóvenes, y acusa al gobierno de Rohani de actuar sólo para el "5% más rico" de la población iraní.

El acuerdo nuclear, que significó congelar las intenciones de Irán de dotarse de armas atómicas a cambio de levantar las sanciones de la ONU y de las potencias occidentales, hasta el momento no desató el flujo de inversiones extranjeras que se esperaba.

"Rohani frenó el declive, pero impuso más austeridad", dijo Djavad Salehi-Isfahani, profesor de Economía de origen iraní que ejerce en Estados Unidos.

El gobierno de Rohani estimó que necesitarían cerca de 50.000 millones de dólares anuales en inversiones extranjeras para relanzar la economía. Pero los inversores y los grandes bancos internacionales siguen mostrándose reacios a llevar sus dólares a Irán, a causa de la actitud de Estados Unidos, que reforzó las sanciones no vinculadas al programa nuclear, y del opaco sistema económico y financiero de Irán.

Desde que el acuerdo nuclear entró en vigor, en enero de 2016, sólo hubo "entre 1000 y 2000 millones de dólares" en inversiones directas, según el primer vicepresidente iraní, Es-Hagh Jahanguiri.

El guía supremo Khamenei y el candidato conservador Raisi consideran que se debe dar prioridad a la "economía de resistencia", basada en la producción y en las inversiones internacionales.

Libertades

Otro rubro que está en juego en estas elecciones son las libertades públicas, un tema que Rohani puso en el centro de su campaña electoral de 2013, pero que fracasó ante la intransigencia del Poder Judicial y de los servicios de seguridad.

Los arrestos y las intimidaciones de periodistas, estudiantes, artistas o empresarios acusados de actuar contra la República Islámica, con la ayuda de sus "enemigos" extranjeros, continuaron durante los últimos cuatro años.

Masoumeh, una joven de 22 años con un velo de colores apenas apoyado sobre la nuca, dijo que ella y la amiga que estaba a su lado votaron por Rohani. "La nuestra es una elección de libertad, no queremos que se vuelva atrás. En estos cuatro años, para los jóvenes por fin cambiaron muchas cosas y queremos que sigan así", afirmó.

Detrás suyo una señora cubierta con un chador, que no confesó sus preferencias políticas, destacó que "lo más importante es la participación y el voto, porque es el instrumento más fuerte contra los enemigos. ¿Cuáles enemigos? Irán tiene muchos. Contra ellos el voto puede más que las armas".

Los principales candidatos

Foto: LA NACION

Hassan Rohani

Presidente de Irán

Llegó al poder en 2013, apoyado por los sectores pragmáticos del régimen iraní. Su política aperturista lo llevó a pactar con Occidente el control del programa nuclear

Foto: LA NACION

Ebrahim Raisi

Guardián del templo Imán Reza

Experto en leyes y ayatollah como Rohani, Raisi cuenta con el apoyo de los sectores conservadores y de los poderosos Guardianes de la Revolución, la elite militar de Irán

Agencias AFP y ANSA

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas