Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Hacerse fuerte cruzando la frontera, otra deuda saldada por Gallardo

River se quedó con el primer puesto del Grupo 3 del torneo ganando sus tres partidos fuera de casa; sólo se había dado una vez en la historia, en 2005 con el Muñeco como jugador

Sábado 20 de mayo de 2017
0
Foto: LA NACION

Marcelo Gallardo parece ser el hombre destinado a saldar las deudas históricas de River . Desde su asunción como director técnico a fines de junio de 2014, sus equipos han dado pasos únicos en una institución que siempre se caracterizó por sus páginas de gloria, pero que tenía algunos pagarés pendientes. Por ejemplo, logró las primera Copa Sudamericana y la primera Recopa Sudamericana -en dos oportunidades-, consiguió la tercera Copa Libertadores, eliminó dos veces a Boca de un torneo internacional -algo que nunca se había logrado-, jugó el primer Mundial de Clubes, y recientemente ganó en la Bombonera, algo que el club logró sólo dos veces en los últimos 13 años.

Pero el River de Gallardo sigue yendo más allá. Bajo su conducción, las fronteras dejaron de ser una debilidad y jugar torneos internacionales como visitante ya no es una historia con final anticipado. Gracias a la victoria por 3-2 ante Melgar de anteanoche en Perú con una formación alternativa, el Millonario se adjudicó los tres partidos fuera de casa en el Grupo 3 de la presente Libertadores y se aseguró el primer lugar. Previamente, había derrotado 3-1 a Deportivo Independiente Medellín, en Colombia, y 2-1 a Emelec, en Ecuador.

"Fue una victoria importante para nosotros porque aseguramos la clasificación con mejor posicionamiento. Hicimos un partido muy inteligente desde todo nivel, manejamos los tiempos desde el inicio", explicó Gallardo en la conferencia de prensa en Arequipa. "Somos un equipo con variantes, hoy los jugadores lo hicieron de muy buena manera. Después del empate, tuvimos cambios que dieron frescura y pudimos ganarlo. Después de hacer el tercer gol, lo manejamos bastante tranquilos".

La palabra mentalidad está siempre presente en el diccionario del entrenador a la hora de opinar acerca de lo que pretende para su equipo. Y eso fue lo que logró el DT millonario: hoy, su equipo se siente fuerte y capacitado tanto futbolística como mentalmente para poder imponer su ritmo o su juego en cualquier terreno.

Pero esta no fue la primera vez que River ganó los tres partidos como visitante en la etapa de grupos de la Copa. Ya lo había conseguido en el año 2005 y precisamente con el Muñeco integrando el plantel profesional. Aquella vez, dirigido por Leonardo Astrada, le ganó 3-2 a Olmedo de Ecuador, 2-0 a Junior de Colombia y 3-1 a Nacional de Uruguay. Luego, sería eliminado en semifinales ante San Pablo.

Esta virtud del presente no es una situación aislada en Núñez. A lo largo del ciclo de Gallardo, las distintas excursiones terminaron siendo positivas en los torneos internacionales. En total, jugó 25 partidos entre las Copas Sudamericana 2014 y 2015, las Copas Libertadores 2015, 2016 y 2017, las Recopas Sudamericana 2015 y 2016 y la Suruga Bank 2015. De ellos, ganó 10, empató 10 y perdió sólo 5. Descontando aquellos duelos en los que debió enfrentarse a equipos argentinos, el número sigue siendo favorable: 7 victorias, 8 empates y 5 caídas.

En la Copa Libertadores en particular, además de los tres éxitos en la presente edición, también logró derrotar 3-0 a Cruzeiro en Brasil, por los cuartos de final de 2015, y 4-0 a Trujillanos en Venezuela, en la etapa de grupos del 2016. El resto de los 14 juegos se completan con seis empates y tres caídas: 2-0 con San José, en Bolivia; 2-1 con San Pablo, en Brasil, y 2-0 con Independiente del Valle, en Ecuador.

¿Los otros triunfos internacionales fuera del Monumental? 1-0 a Godoy Cruz, 3-1 a Libertad de Paraguay y 2-1 a Estudiantes en la Sudamericana 2014; 1-0 a San Lorenzo en la Recopa Sudamericana 2015 y 3-0 a Gamba Osaka en Japón, en la Suruga Bank 2015.

Tras el primer paso conseguido con creces, River ya está en octavos de final de la Copa Libertadores, el primer gran objetivo del semestre. Y lo hizo de la manera menos pensada: haciéndose fuerte como visitante, algo que tal vez parecía impensado luego de que el año pasado acumulara únicamente cuatro victorias en 20 partidos disputados fuera de casa entre la Copa y el torneo local. Para el cuerpo técnico y el plantel millonario, no hay recuerdo ni racha que influya. Todo parece estar al alcance de la mano para seguir escribiendo su historia.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas