Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Condenaron a 16 años de cárcel al hombre que mató en un bar a un estudiante por gritar un gol de Boca

Hace un año, Eduardo Cicchino fue apuñalado en un bar de San Telmo

SEGUIR
LA NACION
Viernes 19 de mayo de 2017 • 22:40
0

Hace un año, Eduardo Cicchino fue apuñalado en un bar de San Telmo porque gritó un gol de Boca. Un Tribunal Oral Criminal porteño condenó a 16 años de prisión al agresor que atacó a traición y sin motivo al joven estudiante de Ingeniería había ido a un bar a ver por televisión el partido entre Boca y Nacional de Montevideo por la copa Libertadores.

En un fallo dividido, los jueces Javier Anzoátegui y Luis María Rizzi sostuvieron que Gustavo Olivera fue autor material de homicidio simple y le impusieron la pena de 16 años de prisión. Mientras que el juez Carlos Rengel Mirat consideró que se trató de un homicidio agravado por alevosía.

Durante el juicio ,en el que declararon diez testigos, no estuvo en duda la responsabilidad de Olivera con respecto a que fue el autor del asesinato, el debate se concentró en determinar, de acuerdo a las pruebas, si fue un homicidio simple, que tiene una pena de 8 a 25 años de cárcel o fue un homicidio agravado, una figura que contempla una pena de prisión perpetua.

Eduardo Cicchino, el joven apuñalado
Eduardo Cicchino, el joven apuñalado. Foto: Archivo

En su alegato, el fiscal Fabián Céliz consideró que el asesinato de Cicchino fue un homicidio agravado por alevosía a partir del estado de indefensión de la víctima. Luego de revisar los fundamentos de la sentencia, el representante del Ministerio Público analizará la posibilidad de presentar un recurso ante la Cámara de Casación para que se aplique la figura del homicidio agravado y lograr que Olivera sea condenado a prisión perpetua.

El trágico episodio ocurrió el 19 de mayo de 2016, cuando Cicchino salió de la facultad de Ingeniería y fue al bar situado en Chile y Defensa para ver el partido entre Boca y Nacional de Montevideo. Cicchino y sus amigos gritaron un gol de Boca y Olivera, quien estaba sentado en otra mesa en el fondo del bar, se molestó y comenzó a insultarlos, aunque el incidente no pasó de un intercambio de palabras.

Una vez finalizado el partido, Cicchino y sus dos amigos salieron a la calle y allí el agresor siguió con los insultos, En un momento, el agresor sacó una navaja táctica de entre sus ropas y le aplicó una puñalada en el tórax a la altura del corazón a Cicchino, quien cayó herido en la vereda.

El joven murió el 2 de junio, luego de dos semanas de estar internado en terapia intensiva en estado crítico.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas