Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Una prueba piloto para que la TV juegue un buen partido

La FIFA lo proyecta para Rusia 2018; los goles, las decisiones sobre penales, las rojas directas y la confusión de identidades son los cuatro rubros que estarán bajo la vigilancia de la tecnología

SEGUIR
LA NACION
Sábado 20 de mayo de 2017
La tecnología, con las repeticiones de las imágenes de televisión, empezará a jugar fuerte en la definición de los partidos de fútbol
La tecnología, con las repeticiones de las imágenes de televisión, empezará a jugar fuerte en la definición de los partidos de fútbol. Foto: LA NACION
0

JEONJU, Corea del Sur.- El comienzo del Mundial Sub 20 también significó el debut del sistema de arbitraje asistido por video (VAR, por sus siglas en inglés) en una competencia juvenil organizada por la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA). La expectativa dentro del organismo rector se reflejó en las explicaciones que ofrecieron Massimo Busacca, Jefe del Departamento de Árbitros, y Johannes Holzmuller, Jefe de Tecnología e Innovación en el Fútbol, en una reunión con los medios en una de las salas del coqueto y funcional estadio mundialista que en 2002 resultó sede de cuatro encuentros de la Copa del Mundo de Corea y Japón. Mientras un plantel de más de 300 trabajadores, incluyendo a los voluntarios, desarrollaban las últimas tareas y los retoques de última hora en la cartelería y señalización, el ex árbitro internacional suizo, de 48 años, sentenció frente al auditorio cuáles son las jugadas que podrán ser revisadas en los 52 partidos que tendrá repartidos en seis sedes la Copa del Mundo: "Goles, decisiones sobre penales, tarjetas rojas directas y confusión de identidades, los cuatro rubros que estarán bajo vigilancia de la tecnología", enumeró contando con los dedos de su mano derecha.

"El árbitro puede cambiar sus decisiones después de recibir la información de la sala de operaciones de video", agregó Holzmuller, sobre el alcance de las medidas. "Y también puede revisar la repetición en persona para tomar una decisión; igualmente, la decisión final sólo puede ser tomada por el árbitro", dejó establecido, como para espantar las posibles sospechas e influencias que podría recibir quien esté en el campo de aquel que tiene a su disposición las pantallas de televisión y está sentado, con menos presión y exposición, en una sala.

El árbitro argentino Mauro Vigliano será uno de los representantes de la Conmebol que actuará como referee video asistente. Por la misma Confederación viajaron el venezolano José Argote, el brasilero Wilton Sampaio y el boliviano Gery Vargas, los dos últimos fueron designados para desempeñarse en Corea del Sur y Guinea, el encuentro que le siguió a la presentación de la Argentina con Inglaterra, en esta ciudad. "Son funcionarios calificados, de experiencia, como el árbitro que está en el campo, pero que trabajarán dentro de la sala de operaciones de video. Serán dos los VAR que apoyarán al árbitro en el proceso de revisión de los videoclips", dijo Busacca, que hizo referencia a que al implementarse el video debería aumentar el Fair Play: "En términos de juego limpio, el VAR puede hacer una gran diferencia a través de la prevención. El protagonista sabrá que hay una cámara allí. Los errores que se convertían en una injusticia podrán ser subsanados y situaciones confusas y que no deseamos, como una simulación o que un equipo se haya puesto en ventaja por una interpretación equivocada de la acción, dejarán de existir. Imagino que todo esto tendrá un impacto de alto beneficio para la competencia".

Un mes atrás, en Coverciano, Italia, donde se levanta la sede de la "casa azzurra", 60 de los mejores árbitros del planeta tuvieron una capacitación en asistencia de video-arbitraje. La FIFA aceleró en los últimos meses el ritmo de las pruebas de VAR, ya que el gran objetivo del presidente Gianni Infantino es utilizarlo el próximo año en la Copa del Mundo de Rusia.

La fluidez en la comunicación entre el árbitro de campo y el VAR es el secreto del éxito y para eso se realizan los campus, como el que se desarrolló en Italia. "Hay que saber cuándo interrumpir el juego y cuándo dejar seguir una jugada para perder el menor tiempo posible", resalta Busacca, que dirigió la victoria de la Argentina sobre México, en tiempo suplementario, en la Copa del Mundo de Alemania 2006; también asistió al Mundial de Sudáfrica 2010.

"El método para revisar una acción conflictiva en una de las pantallas de control es sencillo, es como manejar un iPad: se mueve la cámara y se hace zoom con los dedos", relata Holzmuller. Estar concentrados es determinante. En aquella cita en Coverciano, el ruso Serguei Karasev, que es uno de los siete árbitros de campo que designó la UEFA, no tuvo la mejor performance frente a las pantallas. En lugar de mirar las que emitían las repeticiones observaba la que proyectaba las imágenes directas del encuentro, lo que provocaba confusión y una demora sustancial, justo lo que la FIFA no desea que ocurra, en la toma de las decisiones.

La experiencia del VAR en el Mundial de Clubes 2016 fue polémica. Durante el partido entre Atlético Nacional, de Medellín, y Kashima Antlers, de Japón, en la ciudad de Osaka, el árbitro húngaro Viktor Kassai, que dirigirá en esta cita Sub 20, fue a constatar él mismo al borde del campo de juego las imágenes del monitor, acerca de una infracción de Orlando Berrío sobre Daigo Nishi, sobre el borde del área. Entre la acción y la determinación pasaron más de cuatro minutos, lo que no fue una buena señal, aunque la decisión de cobrar penal resultara acertada. Las quejas se concentraron en la demora y también en un off-side que hubiera invalidado la jugada y que no fue considerado, aunque la posición de adelanto no integra la nómina de cuatro acciones que pueden ser revisadas.

Los árbitros sostienen que las indicaciones que deben bajar desde la sala donde se ubican los VAR tienen que ser concisas, contundentes. En ese sentido, Busacca recuerda algunos de los ejercicios que se llevaron adelante en el campo de la selección italiana. "Correcto, correcto. No hay nada"; "Penal; amarilla para el arquero", ejemplifica, como quien desde los monitores da asistencia a un árbitro. "No podemos aguardar una hora para señalar un penal. Eso no nos hace bien y nos muestra que no estamos concentrados", afirma, contundente.

Los ojos desde el cielo

El puntapié inicial

En la sede de Daejeon, el egipcio Ghead Grisha fue, en la madrugada, el primer árbitro en tener apoyo desde una sala para la toma de decisiones en situaciones como el cobro de un gol, un penal, mostrar una tarjeta roja directa o ser advertido de una confusión de identidad de un jugador. El alemán Felix Zwayer y el noruego Svein Oddvar Moen, fueron los ojos que miraron desde el cielo.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas