0

Los mejores 5 cannolis sicilianos

Estas son las panaderías más famosas que los venden
0
12 de junio de 2017  • 17:39

1) Pasticceria da Josè, Palermo

El bar es famoso también por sus helados artesanales. El cannoli de ellos es diferente: un poco más grande que los clásicos, imperfecto y sin pepitas de chocolate. La masa es muy casera, súper crocante y como tiene pocas burbujas, parece cocinada al horno. La pasticceria abrió en 1960.

2) Savia, Catania

Esta panadería está abierta desde 1897. Es famosa por los cannolis y los arancinis que son unas croquetas redondas de pasta de arroz típicas de la región. Son famosos por la gran cantidad de pedacitos de pistacho que les ponen a los cannolis en las puntas.

A post shared by Agnese Fioretti (@mammagni) on

3) Caffè Sicilia en Noto

Su cannoli se distingue por la excelencia de la materia prima que usan: una masa extra hojaldrada casera y ricota delicada. Desde 1892, los decoran de manera muy simple: tan solo un poco de azúcar blanca en los extremos y apenas de azúcar impalpable por encima.

4) Irrera 1910 en Messina

Reconocidos por la ricota bien suave y dulce desde el año que indica su nombre. Los cannolis los rellenan en el momento para que la masa no se humedezca. Son muy finitos en el centro y se expanden hacia las puntas. Los decoran con pistacho o almendras.

5) Paticceria Costa en Palermo

Pastelería elegante de Palermo, hacen unos cannolis con los extremos muy abiertos desde 1960. La masa es ultra dorada y ligera, con burbujas pequeñas. Siempre los sirven con una cascarita de naranja encima. Adentro, llevan chips de chocolate.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.