Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Trabajo infantil: crear un nuevo sistema de certificación

Uno de los temas sociales que no es parte de la agenda legislativa.

Lunes 22 de mayo de 2017
0

A pesar de que en noviembre de este año la Argentina será sede de la IV Cumbre Mundial contra el Trabajo Infantil, la problemática no es parte de la agenda legislativa. Si bien existen algunos proyectos de ley que están vigentes en ambas cámaras, organizaciones como Un Sueño para Misiones están impulsando que el tema se pueda debatir al menos en comisión.

"Comenzamos en 2013 la campaña «Me gusta el mate sin trabajo infantil» a raíz de un accidente donde fallecieron tres chicos menores de edad en Misiones que viajaban en un camión junto a sus padres tariferos para trabajar: la cosecha es manual y cuantas más manos tenga la familia, mayor es el ingreso", dice Patricia Ocampo, directora de Un Sueño para Misiones.

La iniciativa sirvió para visibilizar la realidad que se vive en Misiones y en muchas otras provincias. "Armamos un proyecto de ley para crear un sistema de certificación para que todos los productos -no sólo la yerba mate- estén libres de trabajo infantil."

El proyecto perdió estado parlamentario, no avanzó en ninguna de las comisiones y este año, la diputada de la UCR Patricia Giménez, que había sido firmante en el anterior, dijo que lo va a volver a impulsar.

La diputada Giménez confirmó a la nacion que volverá a presentar el proyecto, con modificaciones "de tipo comunicacional".

Por su parte, Gustavo Ponce, punto focal en OIT Argentina para la erradicación del trabajo infantil y trabajo forzoso, sostiene que este tipo de iniciativas sirven, ya que "a nivel mundial está comprobado que no hay erradicación del trabajo infantil desde un solo sector", pero que la temática social no necesariamente "debería estar en la agenda legislativa".

La Encuesta Nacional sobre Actividades de niños, niñas y Adolescentes (Eanna) de 2004 marcó que el 60% de los menores trabajaba con sus padres. En ese momento se hablaba de menores de 14 años, ya que en la actualidad la edad mínima de admisión al empleo se modificó a 16.

"No decimos que no se coseche más yerba, sino que el trabajador tiene que estar bien pago, para garantizarle a sus hijos la educación", dice Ocampo.

Desde Un Sueño para Misiones denuncian que la provincia carece de estadísticas sobre los cosecheros de yerba mate. "Cuando no tenés números, los problemas de la gente pasan a ser invisibles. Hay un sistema que permite que esto suceda: el tarifero lleva a sus hijos menores de edad y eso es aceptado", aclara Ocampo.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas