Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Trump le pidió al mundo árabe que "expulse" a los terroristas

En su primer discurso en el exterior, y ante más de 50 líderes musulmanes, moderó su postura y dijo que no hay una guerra entre Occidente y el islam; pidió aislar a Irán

Lunes 22 de mayo de 2017
Trump y el rey Salman, antes de entrar en la cumbre árabe-islámico-norteamericana que se celebra en ese país
Trump y el rey Salman, antes de entrar en la cumbre árabe-islámico-norteamericana que se celebra en ese país. Foto: Reuters / Jonathan Ernst
0

RIAD, Arabia Saudita.- El presidente norteamericano, Donald Trump, llamó ayer a los líderes árabes y musulmanes reunidos en Riad a "expulsar" a los terroristas de sus países y a aislar a Irán, nación a la que acusó de financiar el terrorismo.

Durante la cumbre árabe-islámico-estadounidense que se celebró en la capital de Arabia Saudita, Trump se mostró dispuesto a formar una alianza con los países islámicos para exterminar el extremismo.

Los países árabes deben garantizar "que los terroristas no encuentren un lugar seguro en sus territorios nacionales", dijo el mandatario, en el segundo día de su primer viaje al extranjero como mandatario.

En un discurso muy esperado, Trump exhortó: "Expúlsenlos. Expúlsenlos de sus lugares de culto. Expúlsenlos de la Tierra Santa".

"Sólo es posible un futuro mejor si sus naciones expulsan a los terroristas y extremistas", añadió.

Ante los representantes de unos 50 países musulmanes, Trump, cuyo país combate desde 2014 al grupo jihadista Estado Islámico (EI) en Siria e Irak, insistió en la necesidad de que los países del Golfo y Medio Oriente desempeñen un papel más activo en la lucha antiterrorista y aseguró que llegó la hora de "afrontar verdaderamente la crisis del extremismo islamista". La expresión es notablemente diferente del "terrorismo islámico radical" que usaba Trump habitualmente durante su campaña electoral, que provocaba recelo en el mundo musulmán.

Pero tampoco fue el único cambio notable de postura que hubo: a pesar de que Trump había criticado en su momento a Michelle Obama por negarse a usar velo en Arabia Saudita en un viaje oficial de enero de 2015, ayer su mujer, Melania, tuvo la misma actitud que la ex primera dama y posó en el aeropuerto internacional de Riad con su pelo al viento, siguiendo el ejemplo que sentaron también Theresa May, Angela Merkel y Hillary Clinton.

Por otro lado, el presidente norteamericano acusó a Irán, principal rival de Arabia Saudita en la región, de financiar el terrorismo, y pidió un boicot internacional en su contra. "Todos los países deben aislarlo", dijo.

"Del Líbano a Irak y a Yemen, Irán financia armas y entrena a terroristas, malintencionados y otros grupos terroristas que extienden la destrucción y el caos por la región", lanzó Trump.

"El gobierno iraní habla abiertamente de asesinatos en masa, del aniquilamiento de Israel y de la muerte de Estados Unidos", advirtió.

Una de las intervenciones estratégicas de Irán es en la guerra civil de Siria, donde Teherán apoya al gobierno del presidente Bashar al Assad, al contrario de Estados Unidos y sus aliados.

Sin embargo, el presidente quiso dejar claro que la guerra contra el terrorismo no es una lucha entre distintas creencias, sino "una batalla entre el bien y el mal".

Finalmente, Trump se reunió con el rey de Bahrein, Hamad bin Isa al-Khalifa, y con el emir de Qatar, Tamim bin Hamad al-Thani, para estrechar las relaciones bilaterales con ambos países árabes y para hablar de acuerdos militares que, según Trump, crearán empleo en Estados Unidos y seguridad en la región del Golfo.

La acogida de Trump en Arabia Saudita contrasta con la tormenta política que afronta en Washington a raíz de unas revelaciones sobre los vínculos entre algunos de sus estrechos colaboradores y Rusia.

El mandatario viajará hoy por la mañana a Israel, la segunda etapa de un periplo que lo llevará también a los territorios palestinos y el Vaticano. Después asistirá a la cumbre de la OTAN en Bruselas y del G7 en Sicilia.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, dijo ayer que pretende hablar sobre las posibilidades de reavivar el proceso de paz con los palestinos con el presidente norteamericano. "Creo que hay una gran posibilidad de que logremos un acuerdo. Amo a la gente de Israel, estoy trabajando muy duro para que finalmente haya paz para el pueblo de Israel y los palestinos", dijo Trump en una entrevista el viernes.

Agencias AFP, AP y DPA

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas