Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El Papa sorprendió con la designación de nuevos cardenales

Entre los purpurados hay un americano, un africano y un asiático

Lunes 22 de mayo de 2017
SEGUIR
LA NACION
0
Francisco durante una visita, ayer, a la iglesia San Pier Damiani, en Roma
Francisco durante una visita, ayer, a la iglesia San Pier Damiani, en Roma. Foto: AFP / Andrea Solaro

ROMA.- Tomando a todo el mundo por sorpresa, el Papa anunció ayer que el próximo 28 de junio creará cinco nuevos cardenales electores. Volvió a "revolucionar", así, la geografía del cónclave que elegirá a su sucesor, consolidando su visión de Iglesia "en salida", abierta, no "vaticanocéntrica" y atenta a las periferias del mundo. De los nuevos cardenales, tres provienen de Laos (Asia), El Salvador (América Central) y Malí (África), y dos de naciones europeas: España y Suecia. Excepto España, será la primera vez que los demás países tendrán cardenales.

"La proveniencia de diversas partes del mundo manifiesta la catolicidad de la Iglesia difundida sobre toda la tierra", dijo Francisco, al hacer el anuncio del consistorio, al final de la oración mariana del Regina Coeli, desde la ventana del despacho pontificio del Palacio Apostólico. El 29 de junio, al día siguiente de la ceremonia en la que el Papa entregará el birrete color púrpura y el anillo a sus cinco nuevos máximos colaboradores, concelebrará con ellos, el resto del colegio cardenalicio y demás obispos, una misa solemne en la fiesta de San Pedro y San Pablo, patronos de Roma.

Entre los cinco nuevos purpurados no hay ningún funcionario de la curia romana ni ningún italiano. Una vez más, el ex arzobispo de Buenos Aires quebró la tradición no escrita que en forma automática asignaba el preciado birrete a "sedes cardenalicias" (como Venecia y Turín) o a determinados funcionarios de la curia. Francisco volvió a hacer primar el criterio de pastores "con olor a oveja", cercanos a la gente, que viven en zonas difíciles o castigadas del planeta.

El único latinoamericano de la tanda presentada sorpresivamente ayer es Gregorio Rosa Chávez, obispo auxiliar de San Salvador, de 75 años, sacerdote muy cercano al beato monseñor Oscar Arnulfo Romero -el obispo salvadoreño mártir- y presidente de Cáritas para América latina y para el Caribe.

Monseñor Jean Zerbo, arzobispo de Bamako, que se convertirá en el primer cardenal de Malí, tiene 74 años y trabajó activamente para la paz y en la lucha contra la exclusión.

El futuro cardenal de Laos, Louis-Marie Ling Mangkhanekhoun, vicario apostólico de Paksé, tiene 73 años y es líder de una iglesia que ha sufrido una gran persecución en el siglo XX.

El más joven de la lista, que se convertirá en el primer purpurado de Suecia -país mayoritariamente protestante-, es monseñor Anders Arborelius, de 68 años. Miembro de la congregación de los carmelitas descalzos, se convirtió a los 20 años al catolicismo y en 1998 fue el primer obispo católico del país, donde se cuentan solamente unos 150.000 fieles.

El otro europeo es Juan José Omella, arzobispo de Barcelona, de 71 años, un sacerdote que fue misionero en Zaire. Omella es una sacerdote considerado cercano al Papa y es miembro de la Congregación para los Obispos.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas