Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Aunque bajó la tasa de delitos, los argentinos se sienten más inseguros

Según el último informe del Observatorio de la Deuda Social de la UCA, hubo una caída en el número neto de denuncias, pero un aumento de la percepción criminal

Lunes 22 de mayo de 2017
0

La crisis de la seguridad y los hechos violentos que son noticia cada día golpean el ánimo de la población. En la Argentina, el 72,3% de los habitantes considera que ser víctima de un delito es "altamente probable". Igualmente desalentador es el dato de que el 79,2% de los ciudadanos mayores de 18 años se sienten inseguros en su casa, en sus barrios y en las calles.

Así lo revela un informe realizado por el Observatorio de la Deuda Social Argentina (ODSA) de la Universidad Católica Argentina (UCA), al que tuvo acceso LA NACION.

"En lo que hace a la percepción de riesgo, los grupos sociales que perciben una mayor probabilidad de sufrir un delito son los que viven en áreas metropolitanas, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y quienes poseen un nivel socioeconómico medio-alto. Con respecto al sentimiento de inseguridad, son las personas de las villas y los asentamientos que residen en el conurbano quienes más inseguras se sienten en sus barrios, en sus viviendas, en la calle o al viajar en el transporte público", se explicó.

El estudio es el resultado de una encuesta de victimización hecha en el último trimestre de 2016 en "aglomerados urbanos" con más de 80.000 habitantes. Se hicieron entrevistas en 5700 hogares. "La primera conclusión es la fuerte debilidad que tiene la trama social como resultado del miedo y la anomia que producen los delitos comunes en la población. La victimización subió sistemáticamente hasta 2012, pero en la medida en que el tema estuvo en la agenda política los gobiernos tomaron medidas y mejoró la situación", explicó Agustín Salvia, director de investigación del ODSA.

"Según la encuesta, durante el tercer trimestre de 2016, el 26,4% de los hogares fue víctima -al menos uno de sus miembros- de un delito común contra las personas o contra la propiedad en el último año. Es relevante destacar que estos hechos, luego de crecer desde 2010 hasta llegar a un pico en 2014 (31,1%), registraron en 2015 una caída significativa, tendencia que volvió a repetirse durante 2016", se rubricó en el informe estadístico.

Los delitos más frecuentes reportados por los encuestados fueron el hurto y el robo sin armas. "En el 15,5% de los hogares consultados se sufrió al menos un delito de este tipo, mientras que en el 6,5% se padecieron robos sin violencia física, pero bajo la amenaza de armas blancas o de fuego. El 4% sufrió robos con violencia y uso de armas de fuego/blancas; el 2,3%, hechos de violencia física, y el 0,3%, alguna agresión sexual."

A partir del estudio se puede afirmar que la tasa de victimización de los hogares habría sido, incluso en 2016, inferior a la registrada en 2010 (28,1%). "Sin embargo, cabe destacar que la percepción de riesgo y el sentimiento de inseguridad no siguieron igual evolución", se afirma en el informe de la UCA.

"En comparación con 2010, las personas con nivel sociorresidencial medio-alto que viven en la ciudad registraron la mayor caída de hechos delictivos. Asimismo, se contabilizaron caídas significativas en el estrato socioocupacional medio-profesional y medio-integrado, en el nivel socioeconómico medio-alto y medio-bajo y en el conurbano. Esta evolución tiende a correlacionar con el aumento de la percepción de presencia policial en calles en estos distritos", se agregó.

Denuncias policiales

Según la encuesta de victimización, el 46,1% de los hogares consultados denunció ante la policía el delito del cual fue víctima. Si bien el porcentaje de denuncias es superior al reportado en 2012, decrece con respecto a 2015. La mayor caída en las denuncias se evidencia en el nivel socioeconómico muy bajo, revela el informe. "Al contrastar los datos 2015-2016 se observa que el porcentaje de denuncias aumentó en la ciudad de Buenos Aires y disminuyó en el conurbano (cuyos habitantes son los que, históricamente, menos denuncias hacen)", se concluyó.

El temor de los ciudadanos

72,3 %

De la población mayor de 18 años

Cree que ser víctima de un delito es "altamente probable". Es un 10,1% más que lo medido en la encuesta de 2010 y un 2,3% más que en 2015

79,2 %

De los encuestados de centros urbanos

Se siente inseguro en sus barrios, sus casas, en la calle o al viajar en transporte público

46,1 %

De los hogares víctimas de delito hicieron la denuncia policial

Si bien el porcentaje de denuncias es superior al reportado en 2012, decreció con respecto a 2015. La mayor caída en las denuncias se dio en el nivel

socioeconómico muy bajo

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas