Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

"Me quiero cuidar pero lo único que veo en Facebook son videos de recetas"

Lunes 22 de mayo de 2017 • 16:43
SEGUIR
0

Hola Consuelo,

Hace un año mi mejor amiga me dijo que se iba a casar, faltan dos meses para el casamiento y quiero adelgazar un poco para poder ver las fotos dentro de unos años y no arrepentirme de haber comido helado de dulce de leche todos los santos días del verano.

Con la dieta vengo más o menos bien, mi problema es que en la oficina siempre miro un rato de Facebook para perder el tiempo. Los videos de recetas y comidas me están perjudicando seriamente y ya dos veces influenciada por alguna receta virtual pedí al bar de abajo milanesa con papas fritas de almuerzo. Bueno, no te voy a mentir: dos otras veces me pedí unas pastas con bolognesa. Sigo a tantas cuentas de comida, que sería imposible dejar de seguir a todas. Estoy considerando seriamente cerrarme el Facebook por dos meses ¿te parece muy exagerado? ¡No se me ocurre otra solución!

La gorda dulce de leche (31)

Querida dulce de leche,

Vamos a empezar por la parte obvia: a menos que te lo haya indicado el médico no necesitás adelgazar y mucho menos para el casamiento de tu amiga. A nadie le va importar si tenés un par de kilos de más o de menos, con suerte vas a salir en tres o cuatro fotos y en un par de años quién sabe dónde van a estar todos esos álbumes de Facebook que ya nadie imprime. Y si de casualidad las encontrás lo más probable es que solamente te acuerdes de lo bien que la pasaron y te rías con tus amigas de la ropa que se ponían. Pero bueno, supongamos que no tenés ningún problema de autoestima, que lo meditaste sanamente y querés bajar un par de kilos.

Primer consejo: sé realista. En dos meses no hay grandes cosas que puedas hacer. Por favor ni se te ocurra googlear “cómo bajar 10 kilos en dos meses” porque no me quiero ni imaginar las cosas ridículas que circulan hoy en día. Mi madre llegó a hacer en los años 90, si mal no recuerdo, la “dieta del tomate”, la “dieta del pepino” y hasta la “dieta del vinagre”: todas horribles, y siempre terminaba recuperando el peso que perdía en menos de un mes.

Segundo consejo: en lugar de dejar de seguir cuentas de comida, empezá a seguir cuentas que hagan recetas saludables pero ricas. A mí me gusta esta pero hay mil. Yo honestamente nunca hago las recetas pero las fotos son tan lindas y apetitosas que si sos de las que cocinan lo que las tienta en internet seguro te vas a enamorar. Y es todo sanito, integral, orgánico e impoluto, así que en dos meses de comer así y moverte un poco ya deberías ver, me imagino, no sé si un cambio radical pero sí una diferencia chiquitita para motivarte.

Después me contás como te fue.

Cariños,

Consuelo

Consuelo estará disponible para resolver todos los conflictos digitales que lleguen a la casilla modalesdebolsillo@lanacion.com.ar, como comentario a esta nota o a la cuenta de Facebook de LA NACION. Si la consulta es comprometedora, cuidará el anonimato del remitente.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas