Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Así es Puffer, el robot de la NASA inspirado en el origami

El prototipo cuenta con un sistema de ruedas plegables; su objetivo es sortear los obstáculos del terreno en una misión de exploración en Marte

Martes 23 de mayo de 2017 • 00:53
0

La exploración de Marte mediante vehículos todo terreno es una historia bien conocida por los integrantes de la NASA. Conocidos como rovers, los modelos Curiosity y Opportunity son los modelos más recientes en recorrer el planeta rojo.

Para la próxima generación de vehículos exploradores la agencia espacial estadounidense planea crear una nueva serie de vehículos que cuenten con una mayor flexibilidad al momento de recorrer el terreno marciano. En este punto, los ingenieros del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA (JPL) crearon PUFFER, un robot liviano y plegable desarrollado para adoptar diversas posiciones para poder avanzar en cuevas o zonas donde un rover no podría ingresar.

El rasgo distintivo de PUFFER respecto a otros rovers está su diseño, que le permite adoptar diversas posturas, basado en una técnica que trae a la memoria al origami japonés. En una demostración, el prototipo del JPL puede plegar sus ruedas para poder avanzar por un conducto estrecho, o puede realizar un giro sobre sí mismo para cambiar su trayectoria.

PUFFER fue puesto a prueba en las condiciones extremas de la Antártida para evaluar su capacidad de exploración
PUFFER fue puesto a prueba en las condiciones extremas de la Antártida para evaluar su capacidad de exploración.

Debido a su diseño compacto y liviano, el objetivo de sus creadores apunta a enviar un equipo conformado por varios robots plegables PUFFER a Marte. Para poner a prueba sus capacidades, el equipo del JPL evaluó el desempeño del vehículo y sus instrumentos científicos durante las tareas de exploración en el monte Erebus en la Antártida.

PUFFER no es el primer desarrollo basado en el arte japonés del papel plegado. Un grupo de ingenieros del grupo tecnológico Wyss y la escuela de ciencias aplicadas de la Universidad de Harvard presentaron en 2014 una serie de diminutos robots que utilizan esta técnica, en un desarrollo que tuvo un costo de unos 100 dólares.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas