Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El asesinato de un padrino reaviva el fantasma de la Cosa Nostra

A 25 años del histórico crimen del juez Falcone, temen por la excarcelación anticipada de varios condenados

SEGUIR
LA NACION
Martes 23 de mayo de 2017
Escenario del asesinato del juez Falcone en Capaci, Sicilia
Escenario del asesinato del juez Falcone en Capaci, Sicilia. Foto: AFP
0

ROMA.- Para las fechas en que toda Italia recuerda el 25° aniversario del magnicidio del juez antimafia Giovanni Falcone -ocurrido el 23 de mayo de 1992, cuando la Cosa Nostra hizo estallar 500 kilos de explosivo cuando su auto pasaba por una autopista siciliana, un asesinato mafioso volvió a conmocionar a la península.

Giuseppe Dainotti, boss mafioso que había sido excarcelado hace tres años después de haber pasado dos décadas en prisión, fue acribillado cerca de las 8 de la mañana, a plena luz del día, en un popular barrio de Palermo.

Dainotti, de 67 años, andaba en bicicleta cuando dos hombres en moto lo alcanzaron y uno le disparó un tiro en la cabeza. Según expertos, el padrino fue víctima de un arreglo de cuentas entre mafiosos de la familia de Porta Nuova. "Se la habían jurado... Y es una coincidencia inquietante que el asesinato haya caído justo en vísperas del 25° aniversario de la masacre de Capaci", dijo Attilio Bolzoni, periodista del diario La Repubblica.

La "masacre de Capaci" alude a la brutal muerte de Falcone, su esposa y tres custodios, ocurrida exactamente hace 25 años, en la autopista que lleva de Palermo al aeropuerto, en la localidad de Capaci. En Italia todo el mundo recuerda dónde se encontraba cuando se enteró de ese atentado que hizo temblar la tierra en Sicilia y dejó un cráter inmenso en la autopista siciliana y una columna de humo negro.

El asesinato de Falcone significó un punto de inflexión en la historia de la lucha contra el crimen organizado. Dio inicio a una verdadera guerra de la Cosa Nostra, en ese momento en manos de los "corleoneses", contra el Estado italiano. Menos de un mes más tarde, el 19 de julio del mismo año, también era asesinado Paolo Borsellino, otro magistrado antimafia. Cinco años antes, con un histórico "maxiproceso", los dos jueces le habían infligido la primera derrota de su historia a la mafia.

Hoy, luego de una represión policial y judicial sin precedente, la mafia de los "corleoneses" ya no existe: su padrino máximo, Salvatore "Totó" Riina, fue detenido el 15 de enero de 1993. Pero, según expertos como el ya citado Bolzoni, si bien los padrinos ya no disparan, "su ejército no ha desaparecido, sino que ha cambiado de piel".

El asesinato de Dainotti crea gran preocupación entre quienes siguen luchando para derrotarla y temen que la Cosa Nostra pueda volver a las armas. El temor es que, así como Dainotti logró salir de la cárcel gracias a diversos atenuantes implícitos en una ley de 2000 que dispuso la sustitución de la cadena perpetua con una pena de 30 años, la excarcelación anticipada de otros mafiosos pueda hacer correr más sangre.

Entre el año pasado y 2017, en efecto, salieron en libertad varios miembros de la Cosa Nostra. Se cree que tan sólo en el primer semestre de 2016 fueron excarcelados 41 sujetos considerados hombres de honor de las mafias palermitanas.

Justo hace diez días el jefe de la policía de Palermo, Renato Cortese advirtió sobre el peligro de estas excarcelaciones. "Estas retornos a la libertad nos preocupan porque se trata de hombres que han tenido roles no ciertamente secundarios en la Cosa Nostra, una organización criminal que está buscando constantemente un liderazgo y personajes con carisma", dijo Cortese, conocido por haber capturado al capo de todos los capos, Bernardo Provenzano, en abril de 2006.

"La Cosa Nostra tiene la capacidad de regenerarse continuamente y necesita de alguien que pueda coordenar las relaciones entre las varias fuerzas del grupo", agregó.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas