Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

"No estoy en condiciones de acercarme a la escuela"

Vanesa Segovia, víctima de la agresión, dijo que teme un nuevo ataque

Martes 23 de mayo de 2017
0

"A mí me correspondía hacer la denuncia de esta situación. Yo no podía dejar pasar esto. Porque la cara visible de este video soy yo, pero somos un montón las que estamos naturalizando estos hechos, y no debe ser así. Yo ahora no estoy en condiciones de acercarme a la escuela. Me tengo que reunir con los inspectores para ver cómo seguir de aquí en adelante. Ella se fue diciendo que la próxima vez me iba a prender fuego. Yo no me siento preparada para volver a la escuela." Ahí está condensado el miedo de Vanesa Segovia, la maestra agredida por la madre de un alumno que no sólo ya ha dado muestras de intolerancia y de violencia con otras docentes, sino que, más aún, vive justo enfrente de la Escuela N° 46, de El Talar.

Anoche, cuando LA NACION logró comunicarse con ella, Vanesa pidió disculpas y dijo que no se sentía con fuerzas como para revivir, a través del relato, el drama que la tiene como protagonista.

Temprano a la mañana, en diálogo con el canal de noticias TN, Segovia contó: "Lamentablemente, no es la primera vez. La señora se demora siempre en retirar a su hijo. Yo soy maestra de primer grado. El hijo de esta señora tiene sólo 6 años y lo que queda registrado en el video es la furia de esta señora al llamarla yo varias veces para que venga a retirarlo, siendo ya las 6 de la tarde. Hacía ya una hora que estaba el nene esperando. Nunca se había demorado tanto y lo que ocurrió, también, es que esta señora mandó a dos personas menores de edad, que no están autorizadas y que no son familiares del chico. Nosotros no podemos entregar a la criatura. El reclamo fue porque no lo entregamos. Después de varios intentos telefónicos logramos que me atienda llamando desde otro número, porque el mío ya lo tiene registrado y no me atendía. Cuando desde el teléfono de otra compañera la llamé, me dijo que ella no iba a ir a buscar al nene, que si yo me quería quedar con él, que me quedara, que ella estaba tomando mate".

"Uno es adulto y espera... Yo para ir a trabajar dejo a mis hijas a cargo de otra persona, ellas estaban esperándome y yo quería hacerle entender eso a la señora, que yo tenía un horario y que ella debía respetarlo. Pero no le entraban palabras, como se ve en el video, que son los últimos minutos de una situación muy desagradable en la que gracias a Dios solamente recibí una cachetada. Podría haber sido realmente muy grave", concluyó.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas