Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Maduro presentó las bases, a medida del chavismo, para votar constituyentes

Pretende multiplicar el apoyo de grupos minoritarios para elegir a los 540 miembros de la Asamblea

Miércoles 24 de mayo de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
0
Maduro, ayer, antes de entregar las bases en el Consejo Nacional Electoral
Maduro, ayer, antes de entregar las bases en el Consejo Nacional Electoral. Foto: Reuters / Carlos Barría

CARACAS.- Nicolás Maduro presentó ayer el único traje a medida con el cual puede ganar unas elecciones en Venezuela, país donde el 73% rechaza el proceso para redactar una nueva Constitución iniciado por la revolución, según la encuesta publicada ayer por Datincorp. Las bases comiciales forjadas por su equipo técnico buscan multiplicar los apoyos minoritarios de la revolución para elegir a los 540 miembros de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), "un milagro que Dios nos va a regalar".

Un milagro "irreversible", añadió más tarde el "hijo de Chávez", pero lleno de trampas que sólo las iglesias más fanáticas respaldarían. La primera es que 364 constituyentes saldrán elegidos territorialmente, uno por municipio, con la salvedad de las capitales regionales (2, uno para cada bloque político mayoritario) y de Caracas Libertador (7). Así las grandes urbes de clase media y popular, en las que viven millones de personas, quedarían igualadas con los pequeños pueblos del interior, donde la mano del Estado se siente en cada esquina y la dependencia para comer es extrema.

Los 176 candidatos restantes para redactar la nueva Constitución serán elegidos entre los ocho gremios que el presidente ha considerado pertinentes: trabajadores, campesinos, estudiantes, discapacitados, indígenas, pensionados, empresarios y comunas. Y por supuesto, tal y como le interesa al madurismo. Un ejemplo: un delegado será para los estudiantes de universidades públicas, otro para las privadas y el último para las misiones socialistas.

Un entramado sectario del que incluso decidió excluir a Henry Ramos Allup, ex presidente de la Asamblea, porque "el sector de los vagos no está contemplado".

Todos los elegidos ocuparían, 72 horas después de la votación (que sería en agosto), uno de los hemiciclos del Palacio Legislativo, donde hoy sesiona la Asamblea Nacional.

"¡Democracia bolivariana!", clamó el presidente frente a la concentración chavista frente al Palacio de Miraflores, diminuta en comparación con las marchas opositoras.

Más tarde, los dirigentes chavistas pasearon hasta el Consejo Nacional Electoral, donde Maduro entregó el decreto.

La Mesa de la Unidad Democrática (MUD) reaccionó de inmediato, no sólo reiterando su negativa total a participar en el proceso, sino confirmando que seguirá luchando en la calle. "Los venezolanos no aceptaremos el fraude de la Constituyente madurista. Su decreto es inconstitucional y por tanto nulo. ¡Sigamos defendiendo la Constitución!", clamó el gobernador de Miranda, Henrique Capriles, que invocó los artículos 333 y 350 de la Carta Magna, que desconocen "cualquier régimen, legislación o autoridad que contraríe valores, principios y garantías democráticos".

La AN cambió su orden del día para responder al presidente, aprobando la convocatoria de un referéndum para "que sea el pueblo que decida si quiere una Constituyente", subrayó Julio Borges, presidente legislativo. El vicepresidente Freddy Guevara se negó a aceptar "una Constitución cubana para Venezuela".

La oposición contó ayer con un aliado sorprendente: el magistrado Danilo Mojica, del Tribunal Supremo, que recordó a Maduro que la imposición de una Constituyente sin la aprobación del pueblo aniquila la soberanía popular. "Las tumbas de nuestros jóvenes circundan Venezuela. Basta ya de pérdidas de vidas inocentes. La historia no perdona", añadió el juez.

De esta forma, el magistrado del Alto Tribunal, martillo gubernamental contra el Parlamento, se suma a otra voces chavistas en contra de la operación de Maduro para mantenerse en el poder, empezando por la fiscal Luisa Ortega y siguiendo por Marea Socialista, ex ministros, ex vicepresidentes, parte de los redactores de la Constitución y generales muy cercanos a Hugo Chávez en su día.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas