Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Locro inestable

Jueves con probables lluvias y días con descenso de temperatura; mañanas frías y máximas de 15°C

Ilustración Costhanzo
Ilustración Costhanzo.
SEGUIR
PARA LA NACION
Jueves 25 de mayo de 2017 • 00:26
0

Jueves: save the locro

Se espera para hoy una jornada dudosa en la ciudad de Buenos Aires, donde la permanente amenaza de precipitaciones llevará al almuerzo puertas adentro. Empieza a soplar viento sudeste inaugurando un nuevo capítulo meteorológico, donde nos despediremos de las tardes agradables y donde las mañanas nos empezarán a recordar que el invierno está a la vuelta de la esquina. La máxima se calcula oficialmente en 18°C, en un turno vespertino que puede ofrecer algunos chaparrones aislados. El derrumbe de la presión y la entrada de aire frío tornan a nuestra columna atmosférica más inestable que Ricardo Centurión. La noche trae las ráfagas, frías y veloces, con el consecuente retiro de la nubosidad. Ideal para quedarse en casa todo el día comiendo pastelitos. El que vuelva tarde a casa, que se abrigue.

Viernes: llega el fresquete

Lo primero que usted debe saber para el viernes es que le toca ir a laburar otra vez. En el plano meteorológico, no menos importante, lo espera una mañana fría, la primera de una saga de amaneceres sub 10°C. La tarde muestra el cielo apenas nublado y al viento más calmo aunque todavía soplando desde el sur, trayendo frío a la ciudad y recortando en 15°C a la temperatura punta. La noche es fría y el caloventor mira desde el banco de suplentes pidiendo una oportunidad.

Sábado: mañana invernal

El viento sur continúa surcando la ciudad y nos regala otra mañana fría, con un arranque suburbano cercano a los 6°C. Es un amanecer que tranquilamente podría pedirle laburo al invierno. Se estima un día con nubosidad variable, con algunos pasajes soleados, otros segmentos más nubosos y una traza de mercurio que treparía hasta los 15°C. No hay previsión de lluvias para un sábado que repite su performance fría de la semana anterior.

Domingo: fresco, nuboso y otra vez inestable

La jornada dominical muestra a Febo mas arisco, en un día que ofrecerá una mañana fría con valores sub 10°C y varios tramos nublados, especialmente por la tarde donde volveremos a un nuevo escenario de inestabilidad. Todavía hay divergencias en cuanto al pronóstico pero varios modelos muestran probabilidad de algunas lloviznas intermitentes mientras otros se inclinan por un día de nubosidad variable. El viento rota al este y nos permite tener un poquito más de temperatura que días anteriores.

Buenos Aires on fire

Al filo del siglo 19 nuestra ciudad sufrió uno de los embates térmicos más crueles de su historia, el evento fue llamado "la semana de fuego" y es hasta hoy en día, uno de los caprichos meteorológicos más extremos que hayamos soportado.

El aviso premonitorio fue en la fiesta de año nuevo, el 31 de diciembre de 1899 la temperatura en Buenos Aires superó los 40°C por la tarde y no bajó demasiado por la noche. Nada más espantoso que las fiestas con calor pero nada comparable con lo que vendría un mes después.

Todo comenzó el primero de Febrero de 1900. Fue el primer día, sobre ocho en total, de una seguidilla de tardes agobiantes y mínimas sofocantes. La máxima alcanzó los 33.6°C con una ST superior a 40°C. En adelante el termómetro fue subiendo hasta superar los 37°C con varias tardes de sensación térmica disparatada. Varias jornadas ofrecieron más de diez horas con percepción de temperatura entre 40°C y 49°C pero lo más duro fue sobrellevar las mínimas, que casi no bajaron los 26°C y llegaron a tocar los 27,5°C. Cabe destacar que en aquel tiempo Buenos Aires no representaba una "isla de calor" como ahora donde el cemento plantea una inercia térmica que impide que bajen las mínimas. Los datos de sensación térmica fueron estimados a partir de los valores del punto de rocío de aquellos días.

El evento se replicó en Rosario y Montevideo dejando en total 1212 víctimas fatales de manera directa. 1900 no solo asombró por su capacidad de fuego, también fue el más lluvioso de la historia meteorológica contemporánea con 2045mm. El acumulado no fue homologado oficialmente ya que los datos comenzaron a tomarse de manera oficial seis años después.

Eso es todo amigos! Hasta la semana que viene!

@JopoAngeli

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas