Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Con una suba de $ 50, la soja se negoció a 3950 pesos en Rosario

La necesidad de mercadería de fábricas y exportadores fue el principal fundamento alcista; en la Bolsa de Chicago no hubo cambios; firmeza para los cereales

Miércoles 24 de mayo de 2017 • 22:05
SEGUIR
LA NACION

En la previa del feriado en conmemoración de la Revolución de Mayo, la soja se negoció con saldo positivo en el mercado local de granos, donde la necesidad de mercadería evidenciada por fábricas procesadoras y por los exportadores fue el principal fundamento alcista para las cotizaciones, en una jornada que dejó valores sin cambios para la oleaginosa en la Bolsa de Chicago.

Por tonelada de soja con entrega inmediata sobre las terminales del Gran Rosario la demanda ofreció 3950 pesos, 50 más que anteayer. En el mercado no se descartó que algunos compradores hayan convalidado los $ 4000 reclamados por los tenedores de la mercadería. En Bahía Blanca y en Necochea la soja se negoció a $ 3800 por tonelada, con mejoras de 50 y de 100 pesos, respectivamente.

En el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba), la posición julio de la soja bajó US$ 0,30 y cerró con un ajuste de 249,20 dólares por tonelada, mientras que el contrato noviembre se mantuvo estable, en 255 dólares.

Las pizarras de Chicago no mostraron cambios para las posiciones julio y agosto, que mantuvieron sus ajustes en 348,42 y en 349,16 dólares por tonelada. El contrato noviembre, que marca el ingreso formal en el mercado de la cosecha 2017/2018, resignó US$ 0,19 y terminó la jornada con un valor de 348,33 dólares.

Sin novedades relevantes desde el costado de la demanda, los operadores estadounidenses compensaron la leve devaluación del real frente al dólar (la paridad pasó de 3,266 a 3,278) con las lluvias que se registran en las zonas agrícolas del Medio Oeste, que podrían demorar el avance de la siembra de soja 2017/2018, que el lunes fue reportado por el USDA sobre el 53% del área récord prevista.

Cereales

Por tonelada de maíz los exportadores ofrecieron $ 2500 para Bahía Blanca y $ 2400 para Necochea, $ 50 por encima de los valores vigentes anteayer. Para el Gran Rosario los compradores mantuvieron sin cambios su propuesta, en $ 2500 por tonelada.

En línea con las subas externas, las posiciones julio y septiembre del maíz en el Matba subieron US$ 1,10 y 0,20, mientras que sus ajustes fueron de 144 y de 144,20 dólares por tonelada.

Los contratos julio y septiembre del maíz en Chicago sumaron US$ 0,69 y 0,78, en tanto que sus ajustes resultaron de 146,15 y de 149,20 dólares por tonelada. La posibilidad de que las lluvias demoren el último tramo de las siembras en el Medio Oeste fue al principal fundamento alcista para el grano grueso.

Respecto del trigo argentino, los exportadores volvieron a pagar $ 2600 por tonelada para el Gran Rosario y para Necochea, mientras que para Bahía Blanca ofrecieron $ 2550 por tonelada, $ 50 más que anteayer.

Con menor actividad que el martes, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires informó que los molinos ofrecieron entre 2420 y 2850 pesos por tonelada de trigo, según calidad, procedencia y forma de pago.

Las propuestas de los exportadores por el trigo de la próxima cosecha se mantuvieron sostenidas, dado que fueron de US$ 157 por tonelada para Bahía Blanca y el Gran Rosario, y de US$ 155 para Necochea. En el Matba, la posición enero sumó US$ 0,30 y cerró con un precio de 156,30 dólares.

El contrato julio del trigo en Chicago y en Kansas subió US$ 1,10 y 0,83, mientras que su ajuste resultó de 158,92 y de 159,01 dólares por tonelada, respectivamente. Tras dos ruedas bajistas, las mejoras vistas tuvieron más que ver con cuestiones técnicas que con factores propios de la oferta y la demanda.

Primeras cifras oficiales en soja y maíz

En su primera valoración oficial, el Ministerio de Agroindustria de la Nación estimó en 58 millones de toneladas el volumen de la producción argentina de soja 2016/2017, levemente por debajo de los 58,80 millones de la campaña anterior.

Sin embargo, el dato más relevante del espacio dedicado a la soja en el informe mensual de estimaciones agrícolas fue el aumento del 6,85% de las existencias finales 2015/2016, que pasaron de los 7,30 millones del reporte de abril a los 8,10 millones.

Con esa modificación, que eleva la oferta inicial 2016/2017, y los 58 millones previstos para la cosecha en curso, el organismo proyectó la molienda en 49 millones de toneladas; el saldo exportable en 9,50 millones, y las existencias finales en 7,60 millones.

Vale tener en cuenta que al 17 del actual entre la exportación y la industria compraron 20.370.200 toneladas de soja de la nueva campaña, un 12,12% por debajo de las 23.179.100 toneladas adquiridas un año atrás. Así, el volumen actualmente comercializado de soja 2016/2017 equivale al 30,8% de la oferta negociable (stock inicial + cosecha).

En su trabajo oficial, Agroindustria también difundió su primera estimación para el maíz 2016/2017: 46,50 millones de toneladas (grano comercial + forraje) que, de alcanzarse, resultará récord histórico al superar en un 16,8% los 39,80 millones de la campaña anterior. Respecto del mes pasado, el organismo elevó la superficie sembrada de 7,30 a 7,43 millones de hectáreas y determinó que de ese total, 5,93 millones serán destinadas a grano comercial.

Con los 46,50 millones previstos para la cosecha, el resto de variables comerciales de la campaña son: existencias iniciales, 5,65 millones de toneladas; industrialización y otros usos, 3,40 millones; consumo animal, 13,90 millones; saldo exportable, 28,50 millones, y stock final, 6,35 millones. Este último dato muestra un incremento del 76,4% respecto de los 3,60 millones del ciclo 2014/2015.

Por último, para la nueva campaña de trigo 2017/2018 Agroindustria estimó el área en 6 millones de hectáreas, un 5,7% por debajo de los 6,36 millones cubiertos, según el organismo, en el ciclo 2016/2017.

En tanto, en su informe semanal sobre cultivos la Bolsa de Cereales de Buenos Aires relevó el avance de la cosecha de soja sobre el 79,6% del área apta que, con un rinde promedio nacional de 32,7 quintales por hectárea, aportó un volumen parcial de poco más de 47 millones de toneladas, sobre un total sostenido por la entidad en 57,50 millones.

En cuanto al maíz, la Bolsa relevó el progreso de la cosecha sobre el 36% de la superficie apta. En este caso, un rinde promedio nacional de 87,5 quintales aportó un volumen parcial de 15,70 millones de toneladas, sobre un total mantenido en 39 millones para el cierre del ciclo.

Acerca del trigo, la entidad marcó un avance de la siembra 2017/2018 sobre el 5,4% de los 5,50 millones de hectáreas previstos.

En esta nota:
Te puede interesar