Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Confirman el sobreseimiento de Magnetto y de Mitre por Papel Prensa

La Sala I de la Cámara Federal estableció que son ajenos a amenazas ocurridas en torno al traspaso de acciones

Jueves 25 de mayo de 2017

La Cámara Federal confirmó los sobreseimientos de los principales directivos de Clarín y LA NACION en la causa en la que se investigaba la transferencia de acciones de Papel Prensa durante la última dictadura militar. El fallo fue firmado por los camaristas Jorge Ballestero y Leopoldo Bruglia y alcanza al CEO de Clarín, Héctor Magnetto; a la dueña del grupo, Ernestina Herrera de Noble, y al director de LA NACION, Bartolomé Mitre.

En el expediente se investigó si la venta de las acciones de Papel Prensa, de la familia Graiver, a una sociedad mixta integrada por el Estado y los diarios Clarín, LA NACION y La Razón tuvo como trasfondo maniobras extorsivas que estuvieron relacionadas con delitos de lesa humanidad.

El fallo de la Sala I de la Cámara Federal confirmó uno anterior del juez federal Julián Ercolini, que determinó que la transacción de las acciones de Papel Prensa había sido legítima, decisión que fue apelada por los querellantes de la causa.

El fallo de primera instancia también había sido apelado por el fiscal federal Franco Picardi, pero su superior jerárquico, Germán Moldes, desistió de sostener el recurso ante la Cámara porque opinó que la investigación estaba agotada.

El financista David Graiver poseía un paquete de acciones clase A de Papel Prensa, que tras su muerte, al caer el helicóptero en el que viajaba en México en 1976, pasaron a manos de su esposa, Lidia Papaleo, y a Rafael Ianover, ambos querellantes.

Las acciones fueron finalmente vendidas meses más tarde a los diarios Clarín, LA NACION y La Razón. Pero muchos años más tarde Papaleo y Ianover denunciaron que la venta se habría producido a través de maniobras extorsivas a las que fueron sometidos.

Este reclamo se conoció en el marco de la campaña del kirchnerismo contra Clarín y LA NACION, y con su intención de interferir en las decisiones del directorio de Papel Prensa. Las acusaciones se lanzaron desde lo más alto del poder y fueron motorizadas por Cristina Kirchner cuando era presidenta a través de su brazo ejecutor, Guillermo Moreno, como secretario de Comercio.

La investigación judicial se orientó a determinar si la venta de acciones de Papel Prensa S.A. ocurrida en 1976 fue una transacción obligada, producto de una coacción previa desplegada contra el grupo vendedor, resumió el juez Ballestero.

"Es cierto que el grupo se vio compelido a desprenderse de las compañías por haber recibido amenazas; pero ni estas estaban dirigidas a lograr la entrega de Papel Prensa, ni fueron los imputados quienes las profirieron", sostuvo Ballestero.

"La historia reconstruida en el expediente ha demostrado que la venta de las empresas -entre ellas Papel Prensa- respondió a la necesidad de obtener liquidez para afrontar las deudas exigidas por la organización Montoneros", agregó.

"Ha quedado demostrado, en lo que aquí interesa, que en el acto en sí de la venta del 2 de noviembre de 1976 no existió ningún componente espurio que nos conduzca a preguntarnos por la cuantía de las sumas involucradas", sostuvo.

Entendió Ballestero que lo que probó el expediente es que "adquirieron en noviembre de 1976 la empresa Papel Prensa en el marco de una operatoria concertada con un solo propósito comercial".

Por eso escribió que "como consecuencia de tal conclusión, que exhibe que la venta de la firma no estuvo motivada en una coacción dirigida a ese específico fin, y que ninguna implicancia tuvieron en ello los dueños y los representantes de los diarios Clarín, LA NACION y La Razón, resulta fútil responder aquellos enigmas que se ciernen sobre el valor de la operación".

En la misma línea, el juez Bruglia afirmó que no se ha determinado en autos que el precio de la operación hubiera sido desproporcionado.

"Las circunstancias que estaban presentes en aquel momento y que podían haber influido en las condiciones de venta no guardan vinculación alguna con las personas comprendidas en la pesquisa", agregó. Y puntualizó que la venta de acciones de Papel Prensa no está vinculada "de manera ni fáctica ni jurídica" con causas por delitos de lesa humanidad.

El caso, paso a paso

La operación

Las acciones de Papel Prensa fueron adquiridas por directivos de Clarín y LA NACION el 2 de noviebre de 1976. Los querellantes Lidia Papaleo y Rafael Ianover fueron secuestrados en fecha posterior

La campaña

El kirchnerismo denunció que Clarín y LA NACION habían adquirido las acciones bajo torturas, pero la Justicia estableció que había amenazas previas de la organización Montoneros

Los fallos

Los acusados fueron sobrese-ídos por el juez Ercolni y ahora la decisión quedó firme con el fallo de Cámara.

En esta nota:
Te puede interesar

Debido a la veda electoral estas notas estarán cerradas a comentarios hasta el domingo a las 18hs. Muchas gracias.