Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Quisieron secuestrarlo y se tiró del auto: está muy grave

La víctima tiene 20 años; golpeó su cabeza contra el piso

Jueves 25 de mayo de 2017
0

Un estudiante de Ingeniería de 20 años pelea por su vida en una clínica de Quilmes, donde está internado, en estado crítico, por un severo traumatismo en el cráneo que sufrió al arrojarse de su auto en movimiento para escapar de dos delincuentes que pretendían llevárselos cautivos a él y a una amiga, que también se tiró del vehículo, pero resultó ilesa.

Según publicó Diario Popular, en su edición de ayer, a Ignacio Grizzo debieron extraerle un fragmento de cráneo (una craneotomía) para descomprimir la inflamación en su cerebro. Ya fue sometido a cuatro intervenciones quirúrgicas y sufrió un paro cardíaco, pero los médicos del Sanatorio La Trinidad, de Quilmes, lograron reanimarlo.

Su madre, Emy Del Soto, explicó a Diario Popular: "Le prestamos el auto para que saliera con una amiga. Se detuvo en Suipacha al 200 y se pusieron a charlar cuando dos sujetos comenzaron a golpearle el vidrio para que abrieran las puertas. Se subieron y se los llevaron. A los pocos metros se les paró el coche y la amiga de mi hijo se tiró. A los 200 metros Ignacio hizo lo mismo". Los delincuentes escaparon con el auto y los vecinos llamaron a la policía. "A Ignacio lo encontraron a dos cuadras, pero por el golpe no podía decir su nombre ni su teléfono. Los efectivos creyeron que estaba borracho y lo llevaron a la comisaría", remarcó Del Soto.

La madre de Ignacio dijo que el joven estuvo demorado en la comisaría 1» de Quilmes y desde allí lo trasladaron al Hospital Iriarte. Afirmó que la policía pensaba que el chico estaba borracho ya que se comportaba de manera violenta. "Los neurólogos nos explicaron que los traumatismos en la cabeza despiertan agresividad en los pacientes, por eso creyeron que estaba borracho", explicó su madre.

Nueve horas después fue sometido a la primera cirugía. Ese tiempo perdido agravó la lesión y, por ahora, no da señales de recuperación. No obstante, su madre mantiene la esperanza de que recobre el conocimiento. "Tengo fe. Soy optimista, estoy segura de que se va a recuperar."

Con respecto a la investigación, afirmó que aún no pudieron dar con los autores del hecho. "El rastreador satelital indicó que el auto estaba en un barrio de Quilmes cercano a la autopista, pero cuando fueron a buscarlo la policía no pudo ingresar al lugar porque los recibieron a los tiros desde adentro", dijo Del Soto.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas