Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Boudou enfrenta otro juicio, por intentar quedarse con Ciccone

El juez elevó la causa para que un tribunal oral le fije fecha al proceso; el ex vicepresidente también es juzgado por los papeles falsos de un auto viejo; Núñez Carmona y Vandenbroele, al banquillo

Jueves 25 de mayo de 2017
SEGUIR
LA NACION
0
Boudou enfrenta otro juicio, por intentar quedarse con Ciccone
Boudou enfrenta otro juicio, por intentar quedarse con Ciccone. Foto: Archivo / Agustín Marcarian

Estaba escrito en las pirámides. El destino de Amado Boudou es desfilar por tribunales. El juez federal Ariel Lijo elevó a juicio oral la causa en que está procesado por intentar quedarse con la imprenta Ciccone Calcográfica, la firma dedicada a imprimir papel moneda, mientras era ministro de Economía.

Boudou, que está actualmente siendo juzgado por insertar datos falsos en la documentación de un auto que compró hace 20 años, enfrentará ahora otro proceso, aún sin fecha, por los delitos de cohecho pasivo (recibir coimas) en concurso ideal con negociaciones incompatibles con el ejercicio de la función pública. Esta es sólo una de las acusaciones contra el ex vicepresidente de Cristina Kirchner, que también es investigado por sus bienes y por el supuesto delito de recibir dádivas al viajar sin pagar en un avión privado y en un helicóptero.

Lijo decidió cerrar la investigación sobre Boudou y elevar el caso para que un tribunal oral federal le ponga fecha al juicio oral y público. Además de Boudou serán juzgados los supuestos testaferros del ex funcionario. En un fallo de 456 fojas, Lijo envió a juicio al amigo de Boudou, José María Núñez Carmona; al monotributista Alejandro Vandenbroele, al ex dueño de la imprenta Nicolás Ciccone, y a los ex funcionarios Rafael Resnick Brenner, de AFIP, y Guido Forcieri, de Economía.

En la causa se investiga si Boudou -cuando era ministro de Economía- y Núñez Carmona adquirieron, a través de la sociedad The Old Fund y de Vandenbroele, el paquete mayoritario de Ciccone Calcográfica, y si consiguieron que la Justicia, previa conformidad de la AFIP, levantara la quiebra de la empresa para poder contratar con la Administración Pública Nacional.

"Los aquí imputados no pudieron haber desconocido la maniobra que se les reprocha, situación que ha quedado descartada por las constancias agregadas en autos, que permiten tener por acreditado el conocimiento en la contratación irregular que se llevó a cabo, máxime si ellos eran los propietarios de dicha compañía", sostuvo el fallo.

Lijo advirtió: "La maniobra se habría conformado mediante la connivencia de acciones entre el autor directo y los aquí partícipes -Núñez Carmona y Vandenbroele- que sí conocían que la empresa le pertenecía a Amado Boudou".

"Es que en el caso se observa la intervención de un miembro institucionalmente activo -Amado Boudou- que a través de la colaboración necesaria de sus cómplices cometió delitos concretos -cohecho y negociaciones incompatibles- en el marco de una organización determinada, que se corresponde con un fin determinado y a través de una función estatal", sostuvo.

Además hay otra causa donde se analiza un negocio previo a Ciccone, que habría servido como globo de ensayo para hacer la compra de la imprenta: un asesoramiento que dio The Old Fund a la provincia de Formosa para reestructurar su deuda. En esa causa ya fue indagado el ex vicepresidente y el fiscal pidió indagar al gobernador de Formosa, Gildo Insfrán.

Lijo también tiene en sus manos la causa contra Boudou y su entorno por enriquecimiento ilícito, donde se investigan los bienes del ex funcionario, de sus familiares y los de sus ex mujeres Agustina Seguín y Agustina Kämpfer.

El 27 de junio de 2014 Lijo procesó a Boudou al considerar que con Núñez Carmona y Vandenbroele se quedaron con la empresa Ciccone para luego hacer negociaciones con el Estado, y que para eso utilizó su cargo. Además consideró a Ciccone y a su yerno responsables de esa supuesta coima (cohecho activo), mientras que el funcionario de la AFIP sólo quedó procesado por el delito de negociaciones incompatibles con su función.

A su criterio, Boudou utilizó su cargo de ministro de Economía para influir en el levantamiento de la quiebra de la ex Ciccone Calcográfica (actual Compañía de Valores Sudamericana), que atravesaba una mala situación económica, y quedarse con el 70% de las acciones de la empresa a través de The Old Fund.

Hay una segunda etapa en la causa donde se investiga el papel del ex director de la AFIP Ricardo Echegaray y la ex jefa de la Casa de la Moneda Katya Daura por su responsabilidad en el caso Ciccone.

Lijo elevó esta parte del expediente mientras completa la instrucción de la causa residual, que es impulsada con énfasis por el fiscal federal Jorge Di Lello.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas