Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Caso Próvolo: la monja Kumiko continuará detenida

La Justicia mantiene la imputación de abuso sexual con acceso carnal y corrupción de menores sobre la religiosa

SEGUIR
PARA LA NACION
Miércoles 24 de mayo de 2017 • 23:09
La religiosa permanecerá detenida en el penal de mujeres de Aguas de las Avispas
La religiosa permanecerá detenida en el penal de mujeres de Aguas de las Avispas. Foto: Gentileza Diario El Sol

Kumiko Kosaka, la monja acusada de participar activamente de los abusos sexuales a niños sordos del Instituto Antonio Próvolo de Mendoza, no obtuvo la libertad, por lo que deberá esperar tras las rejas el proceso judicial hasta el debate oral, siempre y cuando no sea beneficiada tras una apelación de su defensa en segunda instancia.

La religiosa, de 42 años, oriunda de Japón, permanecerá detenida en el penal de mujeres de Aguas de las Avispas, en Cacheuta, en plena montaña mendocina. La decisión de dictaminar la prisión preventiva la tomó este miércoles en una audiencia la Justicia de Garantías.

De esta manera, la magistrada Patricia Alonso avaló la investigación que lleva adelante el fiscal Gustavo Stroppiana, por lo que considera que existen pruebas que comprometen a la mujer en tres causas. Así las cosas, se mantiene la imputación de abuso sexual con acceso carnal y corrupción de menores. Por su parte, la jueza desestimó el planteo de nulidad presentado por la defensa de la religiosa para que apartaran al fiscal de la causa.

Mientras, Stroppiana tendrá que decidir si Kosaka permanece en ese penal o le otorga el beneficio de la detención domiciliaria, ya que la mujer aduce sufrir amenazas dentro de la cárcel.

Durante sus declaraciones ante las autoridades judiciales la religiosa negó todo los hechos que se le imputan. Es más, aseguró que los "niños mienten, es todo una fantasía". La acusan de participar de tocamientos, de "entregar" a los chicos más sumisos de la institución a manos de los sacerdotes y empleados imputados por abuso sexual agravado y corrupción de menores o de colocarle un pañal a una niña tras ser violada por uno de los acusados.

Además de Kumiko, se encuentran detenidos los curas Nicola Corradi (82), con el beneficio de la domiciliaria, y Horacio Corbacho, de 50 años, así como uno de los empleados, José Luis Ojeda, también sordomudo; el monaguillo Jorge Bordón, de 55 años, y el jardinero del instituto, Armando Gómez, de 46. Todos están alojados en el penal provincial de Boulogne Sur Mer. Asimismo, podrían existir más personas involucradas en los vejámenes, pero aún no han sido identificadas. Los imputados, que se encuentran con prisión preventiva por al menos seis meses, podrían recibir 50 años de cárcel por la cantidad de hechos en los que se los involucra, que llegarían a 27.

Te puede interesar