Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Larreta se descompensó sobre el final de la homilía

Viernes 26 de mayo de 2017
0

Un día después de que el Presidente sufrió una "descompensación" en Ecuador, debido a la altura de la ciudad de Quito, ayer Horacio Rodríguez Larreta protagonizó un episodio similar, producto de una baja de presión arterial durante el tedeum en la Catedral Metropolitana. El jefe de gobierno porteño debió ser asistido por algunos de los presentes y luego lo atendieron médicos del Sistema de Atención Médica de Emergencias (SAME).

"Anoche tuve fiebre. Hoy me bajó la presión en el tedeum y me fui a mi casa", escribió más tarde Rodríguez Larreta en Twitter. Según fuentes del gobierno porteño, en las últimas horas Larreta presentaba un cuadro gripal que, sumado a la cantidad de gente durante el oficio religioso, le habría generado el malestar físico.

El episodio ocurrió hacia el final de la homilía del arzobispo Mario Poli. Tras ser atendido por médicos del SAME en la propia Catedral, Rodríguez Larreta se retiró a su domicilio sin inconvenientes.

Mauricio Macri había sufrido un día antes una "leve descompensación" en su viaje a Quito, donde participó de la ceremonia de asunción de Lenin Moreno. "Estoy bien. La verdad es que ayer fue una descompensación con la altura, y también el cansancio acumulado de viaje no recuperado por Asia. Fue un momento feo, pero nada grave", dijo ayer.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas