Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Una noche distinta: el emotivo tributo de los hinchas de Estudiantes en el retiro de Juan Sebastián Verón

La Brujita se retiró en medio de una ovación; "es una lástima no seguir en la Copa, pero es un buen premio estar en otra competición internacional", destacó

Viernes 26 de mayo de 2017 • 00:02
0
La bandera de homenaje, de parte de la hinchada
La bandera de homenaje, de parte de la hinchada. Foto: FotoBAIRES

Aun cuando Estudiantes ya había quedado al margen de la Copa Libertadores , la noche en el estadio de Quilmes tuvo otra despedida singular para el club que ganó cuatro veces este certamen: el retiro de Juan Sebastián Verón , símbolo, presidente y -ahora- ex jugador, que le puso fina a una nueva etapa como futbolista. A los 42 años, la Brujita se dio el gusto de disputar cinco de los seis partidos de Estudiantes en la Copa, y aunque no alcanzó para seguir adelante, mostró destellos de su jerarquía.

"Se retira el jugador, nace una leyenda". Eso decía una de las banderas con las que Verón fue recibido en su último encuentro, que disputó casi hasta el final. Nelson Vivas lo hizo salir a los dos minutos de descuento, reemplazado por Damonte, para que recibiera el calor de los aplausos.

La emotiva salida de Verón

"Ya me emocioné la primera vez (que se retiró), ahora no. Es una lástima no seguir en la Copa, pero es un buen premio estar en otra competición internacional, por el esfuerzo de los muchachos, que afrontaron esto con un plantel reducido", ponderó Verón apenas concluyó el encuentro.

"El reconocimiento me gusta porque es lindo entrar en la historia del club, pero no me quiero adjudicar nada y hay muchos que están haciendo cosas importantes. Mi viejo (Juan Ramón Verón) me superó, hizo goles importantes y abrió el camino para todo lo que vino después", recordó mientras señalaba a su padre en la platea del Centenario.

"Yo le doy gracias al club por haberme dado la oportunidad de jugar otra vez. Me hubiera gustado llegar a los 90 goles (terminó su carrera con 89), pero está bien. Tengo objetivos, ilusiones, sueños fuera de la cancha, quiero seguir dando una mano dentro del club, tenemos la idea de (hacer) el estadio y también lo de la selección", agregó, respecto del cargo de manager que ocupará próximamente con el equipo nacional.

"Por ahí algún título más nos merecíamos, pero el fútbol es así. Desde 2006 para acá, este ha sido uno de los mejores ciclos, con continuidad dentro de los protagonistas. La vara siempre está alta, está claro que no es fácil. Pudimos mantener el club ahí arriba y es importante", finalizó Verón, el hombre que marcó a fuego -y que también quedó marcado así- la historia de Estudiantes.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas