Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Elkin Robinson, la perla musical oculta de una pequeña isla del Caribe

El músico colombiano de Providencia, que actúa hoy en la Usina del Arte, es una de las revelaciones de su país, con su mezcla de calypso, música zouk y sonidos creoles

Viernes 26 de mayo de 2017 • 12:06
El colombiano Elkin Robinson, una de las revelaciones de su país
El colombiano Elkin Robinson, una de las revelaciones de su país.
0

Elkin Robinson es el primer artista contemporáneo que sale de la pequeña isla de Providencia, situada en el caribe colombiano, donde residen unos cinco mil habitantes. Todos hablan inglés, castellano y creole (una lengua nativa de la isla que mezcla inglés, francés y holandés). Sus canciones son una refrescante mezcla de toda esa influencia que dejaron los esclavos africanos que llegaron a la isla, la cultura anglo de los primeros puritanos americanos y los indígenas de la costa de Nicaragua. Esa originalidad multicultural, le permitó al cantante y compositor, transformarse en una de las revelaciones de la música colombiana en ferias internacionales de música como el Festival Wassermusik en Berlín, el Festival en Calgary de Canadá y escenarios de Jamaica, Guatemala y Honduras.

El artista isleño llega por primera vez a Buenos Aires para traer una propuesta musical, que rescata las tradiciones, las costumbres y la vida cotidiana de Providencia, donde conviven géneros afrocaribeños como el calypso, el zouk y el mentó. Acompañado por una banda formada por músicos originarios de la isla que tocan los instrumentos típicos de Providencia - la quijada de caballo, el tináfono (palangana de metal que se usa a modo de bajo) y las maracas- y son pescadores artesanales, se presentará hoy, a las 21, en La Usina del Arte, con entrada libre y gratuita.

El artista colombiano sorprendió con la salida de su primer disco Come' round, producido por el inglés Richard Blair (Sidestepper), que por momentos recuerda por su frescura desenfada y su energía musical al cantautor Jack Jonhson. Sin embargo, Robinson parte de la identidad mixturada de la isla de Providencia. "Las canciones parten de esas raíces, donde se mezcla lo que nos llegó de Europa con la polka y el chotis; el pasillo colombiano, el calypso y el mentó que forma parte de la raíz del reggae jamaiquino. Todo eso influenciado socialmente por la reunión todos los caribeños que llegaron a la zona para la construcción del canal de Panamá. Nuestro proyecto musical rescata el sonido de los abuelos que no tenían instrumentos y hacían música con cosas que sacaban del lugar porque no llegaban instrumentos. La electricidad llegó con el tiempo".

Con sus canciones, el músico, rescata las influencias del gospel y el country, pero tamizadas por ese fuerte acento local que le de la lengua creole a su música y el contexto en el que vive. "A veces intentamos avanzar hacia adelante, pero mi concepto es ir atrás y volver a las raíces y lo acústico. En la isla no hay carros así que la vibra acústica se mantuvo por necesidad. Es tan silenciosa que el volumen se nota sin necesidad de ser amplificado".

Con 33 años, la historia de Elkin Robinson está influenciado a la pequeña comunidad musical de Providencia. "Cuando llegué de una residencia en Europa me di cuenta que los mayores tocaban la música tradicional y los jóvenes iban por el dance hall pero no había comunicación entre esas generaciones. Lo que quise hacer es música joven con un sonido viejo y crear un puente entre ellos. Estamos creando en los niños una necesidad musical y sin esa necesidad no hay motor. Es difícil vivir de la música en la isla porque hay uno o dos festivales al año. No se puede crear una industria musical en Providencia, pero si un producto musical que salga de la isla para que se escuche en todo el mundo", rescata el músico con ese optimismo natural del Caribe, donde todo puede hacerse.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas