Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La agenda paralela de las primeras damas

Melania Trump y Brigitte Macron acapararon la atención

Sábado 27 de mayo de 2017
0

TAORMINA, Italia.- Mientras los líderes del G-7 trabajan para sellar nuevos acuerdos que definirán el futuro de las políticas del grupo, sus consortes le aportan glamour a la cumbre que se celebra en la paradisíaca Taormina, en la costa este de Sicilia. Son, sin duda, los protagonistas de la otra "cumbre", con un programa paralelo.

Las primeras damas y Joachim Sauer -marido de la canciller alemana, Angela Merkel- sobrevolaron ayer en helicóptero el imponente volcán Etna. Melania Trump viajó sola en otro vehículo por cuestiones de seguridad. Luego almorzaron en la ciudad de Catania, donde también visitaron un teatro grecorromano y un convento benedictino.

Junto con la flamante primera dama francesa, Brigitte Macron, Melania Trump acaparó la atención. La esposa del presidente norteamericano se destacó por su vestuario: llevaba un vestido color tiza por debajo de la rodilla, zapatos al tono y un colorido saco de Dolce & Gabbana, con apliques de flores, cuyo valor de mercado es de 51.000 dólares. Su bolso de mano (clutch), siempre de D&G, está valuado en unos 1800 dólares.

El color parece haber "explotado" en el vestuario de Melania en este punto de la gira, que estuvo signada por el sobrio color negro (como en la visita al papa Francisco en el Vaticano), apenas matizado por la joyería en oro.

Muchas de las prendas elegidas para esta escala de la gira son diseños de D&G, marca que tomó a Sicilia como su musa inspiradora. Por eso, no es casual que la primera dama estadounidense haya elegido varios modelos de la firma italiana para lucir en la isla. Otra de las más esperadas era Brigitte Macron. Su aspecto fue tal vez el más informal, no por ello menos elegante: llevaba pantalones blancos y cartera al tono, un suéter manga corta de hilo rojo y sandalias bordó.

La primera dama polaca, Malgorzata Tusk, optó por colores cálidos, aunque usó un vestido coral manga tres cuartos. También con atuendo colorido se presentó Akie Abe, la esposa del primer ministro japonés, Shinzo Abe. Llevó un vestido cuello bote, en un género liviano con print floral en la gama de los rosas, ocres y violetas, y perlas.

Concierto

Junto a las mujeres, en todas las actividades estuvo el marido de Merkel, el único hombre en esta cita de parejas de presidentes y primeros ministros debido a que no asistió Philip May, el esposo de la premier británica, Theresa May. Anoche asistieron a un concierto de la Orquesta Filarmónica de La Scala de Milán, donde los consortes volvieron a desplegar su elegancia.

Melania caminó de la mano con Donald Trump con un vestido de gasa brillosa color plata, con mangas abullonadas y cuello alto, y stilettos al tono, mientras que Brigitte Macron optó por un tailleur blanco de Louis Vuitton, con falda sobre la rodilla. Lo acompañó con cartera negra y zapatos negros con punta plateada, de la casa francesa. La siempre sobria Merkel, vestida con pantalones negros y chaqueta blanca, llegó acompañada por Sauer, de estricto gris y corbata rosa. También disfrutó del programa cultural y gastronómico Sophie Grégoire Trudeau, esposa del premier canadiense, Justin Trudeau. La anfitriona fue Emanuela Gentiloni, esposa del primer ministro italiano, Paolo Gentiloni.

Agencias AP y DPA

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas