Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Los coptos, víctimas de otro baño de sangre en Egipto: 28 muertos

Una caravana de fieles que se dirigía a un monasterio fue interceptada por un grupo de hombres que disparó con fusiles

Sábado 27 de mayo de 2017
0
Los cuerpos de algunas de las víctimas del ataque cerca de Menia
Los cuerpos de algunas de las víctimas del ataque cerca de Menia. Foto: AP

EL CAIRO.- En una nueva embestida contra una minoría religiosa en Medio Oriente, hombres armados atacaron ayer a un grupo de cristianos coptos que viajaba hacia un monasterio en el sur de Egipto: 28 murieron, entre ellos muchos chicos, y 25 resultaron heridos.

Testigos del ataque dijeron que hombres enmascarados abrieron fuego tras detener al grupo de cristianos, que viajaba en un ómnibus y varios vehículos cerca de Menia. Los canales de televisión locales mostraron un bus aparentemente acribillado a balazos y manchado de sangre. En el suelo podían verse ropas y zapatos tirados.

Nadie se atribuyó de inmediato la autoría del ataque, que se produjo en vísperas del mes sagrado del Ramadán y tras una serie de atentados con bomba que se atribuyó el grupo terrorista sunnita Estado Islámico (EI).

El presidente egipcio, Abdel Fatah al-Sisi, convocó a una reunión de funcionarios de seguridad, informó la agencia estatal de noticias, y el gabinete dijo que los atacantes no tendrán éxito en su intento de dividir al país.

Los líderes musulmanes condenaron los asesinatos de los cristianos. El gran imán de la Universidad de Al-Azhar, un centro de enseñanza islámico egipcio de 1000 años de antigüedad, aseguró que el ataque busca desestabilizar al país.

"Pido a los egipcios que se unan frente a este brutal terrorismo", dijo Ahmed al-Tayeb desde Alemania, donde estaba de visita. El Gran Mufti de Egipto, Shawki Allam, condenó a los autores del ataque como traidores.

La iglesia copta dijo que había recibido la noticia de la muerte de sus "mártires" con dolor y pena. Los cristianos coptos, cuyo culto data de hace casi 2000 años, representan alrededor del 10% de la población de Egipto, que alcanza las 92 millones de personas.

El ataque ocurrió en la ruta que lleva al monasterio de San Samuel el Confesor, en la provincia de Minya, donde hay una importante minoría cristiana. Un vocero del Ministerio del Interior afirmó que los atacantes llegaron en tres vehículos todoterreno. Las fuerzas de seguridad lanzaron una operación para atrapar a los responsables, estableciendo decenas de controles y patrullajes en la desértica zona.

Desde diciembre pasado, está comunidad religiosa es uno de los blancos elegidos por la milicia radical EI, que cuenta con una filial en la provincia del Sinaí desde 2014, apodada Wilaya Sina.

Si bien esta península aún es su principal bastión, sus ataques se han extendido progresivamente por el valle del Nilo.

En diciembre, un suicida detonó un explosivo adherido a su cuerpo en un anexo de la catedral de San Marcos, sede del patriarcado de la iglesia copta en El Cairo, y mató a 29 personas.

Posteriormente, dos ataques simultáneos el 9 de abril pasado contra una iglesia en Alejandría, la segunda más importante del país, y otra en Tanta, en coincidencia con la celebración del Domingo de Ramos y pocos días antes de la llegada al país del papa Francisco, dejaron 46 muertos y por lo menos 120 heridos.

Agencias Reuters, DPA y AP

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas