Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Transportaban 20 kilos de cocaína en una carretilla

Los contrabandistas buscaron cruzar la frontera con Bolivia a paso lento mientras empujaban la carga de drogas

Sábado 27 de mayo de 2017
0
Los traficantes no intentaron disimular el embarque de droga
Los traficantes no intentaron disimular el embarque de droga. Foto: Gendarmería

Los narcotraficantes utilizan ingeniosos métodos para disimular sus cargamentos de drogas. Desde esconder los embarques en diferentes partes de las carrocerías de vehículos hasta volver líquida la cocaína para hacerla circular en botellas. Todo vale en el momento de intentar vulnerar los controles y poner la carga del otro lado de la frontera. Pero dos bagayeros no quisieron complicarse con una excesiva planificación. Directamente buscaron cruzar desde Bolivia a la Argentina con carretilla y veinte kilogramos de cocaína.

El suceso ocurrió en la ciudad salteña de Salvador Mazza, uno de los puntos más complejos en la de por sí complicada frontera norte. Efectivos del Escuadrón 61 Salvador Mazza, desplegados en un patrullaje en cuatriciclos por la zona denominada "Pasarela del Sector Cinco", observaron el ingreso en el territorio argentino de dos hombres trasladando una carretilla quienes, al percatarse de la presencia de los uniformados, abandonaron la carga y se fugaron.

Según comunicó la Gendarmería, sus efectivos aseguraron la zona y, ante la presencia de testigos, comprobaron que en la carretilla se transportaba una bolsa tipo arpillera con 18 paquetes con algo más de 20 kilogramos de cocaína. La carga tiene un valor estimado de 250.000 dólares.

El puente internacional ubicado en Salvador Mazza tiene un intenso tránsito cada día, con el paso en forma repetida de bagayeros que cruzan diferentes mercancías, en especial artículos de indumentaria que llegan a los puntos de venta en varias ciudades en las llamadas "saladitas". En medio de ese movimiento diario de miles de personas se filtran las organizaciones narcos. Pero también buscan el ingreso por pasos no habilitados, como sucedió en este caso.

Muy cerca del puente internacional se encuentra una zona conocida por los gendarmes y lugareños como La Picada, lugar de cañaverales en el que el límite entre los fondos de una propiedad en la Argentina y una vivienda en Bolivia no supera los quince metros. Investigaciones de las fuerzas de seguridad determinaron que allí se da un cruce de granos por cocaína, en cargas que son llevadas en carretillas dada la corta distancia entre el punto de salida de la droga y el lugar de acopio.

Las autoridades argentinas pensaron, incluso, cerrar ese corredor narco con un muro fronterizo, que no superaría los tres kilómetros de extensión. Si embargo, ese proyecto por ahora no prosperó.

En esa zona también se busca dar una utilizada social a las miles de hectáreas incautadas a una organización de narcotraficantes. El año pasado fue detenido el jefe del clan narco más importante que opera en Salvador Mazza. Con el arresto de Delfín Castedo, el Ministerio de Seguridad apoyó el pedido de los fiscales federales Carlos Amad y José Luis Bruno y de la Procuraduría de Narcotráfico (Procunar) para decomisar 28.000 hectáreas que Castedo tiene justo en el límite fronterizo. Su hermana tiene el control de una cantidad similar de terreno en el lado boliviano.

En esa zona del norte argentino toda forma de simulación vale para hacer pasar los embarques de cocaína. Sin embargo sirve, Incluso, la forma más rudimentaria de transportar la droga en una carretilla.

Captura en Jujuy

Por su parte, la Aduana, dependiente de la AFIP, secuestró en Jujuy 2,5 kilos de cocaína ocultos en el doble fondo de una cartera de una mujer que intentaba cruzar la frontera desde Bolivia. La droga está valuada en aproximadamente 25.000 dólares, indicó la AFIP en un comunicado.

El hecho ocurrió durante un control de rutina en el puente internacional La Quiaca-Villazón, cuando los agentes aduaneros "detuvieron a una mujer de nacionalidad boliviana que intentaba ingresar al país", se explicó.

"Tras notar un peso excesivo en la cartera, realizaron una revisión más exhaustiva y detectaron un doble fondo que contenía un paquete de color marrón envuelto en cinta. En total, había 2,545 kilogramos de cocaína", se detalló en el informe.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas