Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Con un conmovedor mensaje, la madre de Mateo Rush contó que el adolescente murió en los EE.UU.

El chico de 15 años tenía un linfoma agresivo asociado al trasplante de hígado que recibió a los 9 años y era tratado en Houston desde principio de mes

Sábado 27 de mayo de 2017 • 16:21
0
Foto: Facebook

"Hola a todos. Soy María, la mamá de Mateo y quiero decirles que hoy a la madrugada Mateo se fue con Dios.

Fueron 15 años de pelearla con todo su ser, poniéndole garra y siempre disfrutando su vida a full.

Tengo el corazón roto de tristeza, no me imagino una vida sin él.

Me consuela saber que ya dejó de sufrir y estoy segura que está en el cielo.

Quiero agradecerles a todos por todo su apoyo y cariño.

Todo fue más fácil junto a Uds.

Me queda su gran amor, su garra, su energía, su sonrisa marcada en mi corazón.

Les mando un beso grande y MIL GRACIAS

Les pongo una foto tomada hoy donde Mateo nos lleva abrazados a Alejandro y a mí!! Siempre cuidándonos !!!!"

Con este mensaje compartido por redes sociales a las 9.01 de hoy la madre de Mateo Rush anunciaba la noticia más triste desde Houston, Estados Unidos , a donde habían viajado para tratar de salvar la vida del adolescente.

Mateo Rush Bonamico tenía 15 años y padecía un linfoma post trasplante (PTLD), de tipo que solo puede tratarse la ciudad estadounidense ya que en la Argentina no existe forma de curarlo. El costo de este tratamiento era sumamente elevado (U$S 800.000) e inalcanzable para su familia, que contó con el apoyo de toda la sociedad con el aporte de dinero para la campaña.

La corta vida del adolescente estuvo cargada de desafíos para su salud. Nació con atresia de las vías biliares, una enfermedad muy grave que puede llevar a un daño hepático y cirrosis del hígado, provocando riesgo de vida. A los tres meses lo operaron, pero la enfermedad afectó tanto su organismo que a los nueve años necesitó un trasplante de hígado para seguir adelante.

En un principio el trasplante fue exitoso y parecía haberse recuperado por completo. Pero tiempo después, el hígado sufrió un linfoma post trasplante, del cual pudo recuperarse rápidamente.

En junio de 2016 se manifestó un linfoma no Hodgkin muy fuerte, obligando a Mateo a hacer 8 meses de quimioterapia. Durante este tiempo Mateo reunía fuerzas para poder verse con sus amigos y asistir a las fiestas de 15 como todos los chicos de su edad. En diciembre de ese mismo año parecía que se había curado completamente. Pero lamentablemente en febrero del 2017 el cáncer volvió con más fuerza.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas