Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Más arrestos por el ataque en Manchester

La policía británica busca desmantelar la red que respaldó al terrorista suicida

Domingo 28 de mayo de 2017
0

LONDRES.- La policía británica detuvo ayer a otras dos personas, con lo que ya suman 13 los detenidos en la investigación del ataque perpetrado el lunes en el Manchester Arena, que causó 22 muertos. En tanto, el gobierno bajó el nivel de alerta de "crítico", la calificación más alta, a "severo".

Salman Abedi, minutos antes del atentado en Manchester
Salman Abedi, minutos antes del atentado en Manchester. Foto: LA NACION

Los detenidos, todos varones de entre 18 y 44 años, presuntamente forman parte de la red de apoyo con la que contó el autor del ataque, el británico de origen libio de Salman Abedi (22 años), que detonó un explosivo casero a la salida de un concierto de la norteamericana Ariana Grande. Entre los sospechosos bajo custodia policial está el hermano mayor de Abedi, Ismail, de 23 años, detenido en Manchester.

Dos hombres de 20 y 22 años también fueron arrestados a primera hora de ayer por supuestos delitos de terrorismo, informó la policía de Manchester. Las autoridades emplearon un artefacto explosivo para entrar en la propiedad y practicar las detenciones.

Además de los detenidos en Gran Bretaña, en Libia fueron arrestados otro hermano de Abedi, Hashim (20), y el padre, Ramadán Abedi.

Del padre se sospecha que perteneció al Grupo Islámico de Combate Libio, un organización vinculada a la red Al-Qaeda que participó en 2011 en la revolución contra el dictador Muammar Khadafy.

El comisario jefe de la policía del Gran Manchester, Ian Hopkins, dijo que los agentes hicieron "enormes progresos" e incautaron "objetos significativos" en la investigación del atentado, aunque se prevén más detenciones y se siguen profundizando varias líneas de investigación.

cerrar

Ayer, la policía británica difundió dos imágenes de Abedi tomadas por cámaras de seguridad antes del ataque, y le pidió a la población que se ponga en contacto por cualquier información sobre sus movimientos en los días previos al atentado.

Las autoridades afirmaron haber desmantelado ya una gran parte de la red en torno al suicida, dijo Mark Rowley, el máximo responsable de las operaciones antiterroristas de la policía británica. Sin embargo, todavía quedan "lagunas sobre el conocimiento de la trama", agregó mientras los investigadores estudian los posibles vínculos de Abedi con jihadistas en Gran Bretaña, Europa, Libia y Medio Oriente.

Luego del ataque, las autoridades británicas habían elevado el nivel de alerta antiterrorista a "crítico", el punto más alto, lo que significa que no se descartaba otro ataque inminente. El nuevo nivel de alerta implica la alta probabilidad de un ataque. "El país debe seguir vigilante", destacó la primera ministra británica, Theresa May.

Al subir el nivel de alerta, cientos de soldados sustituyeron a las patrullas policiales en sitios considerados sensibles, como el palacio de Buckingham y el Parlamento, en Londres. De todas formas, los miembros de ejército británico continuarán desplegados dentro del país para apoyar las labores de más de 1000 policías armados.

De manera preventiva, el servicio nacional de salud hizo un llamado a los hospitales para que se preparen para atender a heridos graves durante estos días. También se aumentó la vigilancia en el transporte público.

Agencias AP, DPA y ANSA

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas