Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Ofensiva total del ejército iraquí en Mosul

Las fuerzas armadas lanzaron una operación para recuperar el último enclave de EI en la ciudad

Domingo 28 de mayo de 2017
0
Las tropas iraquíes, ayer, en su avance sobre posiciones de Estado Islámico en Mosul
Las tropas iraquíes, ayer, en su avance sobre posiciones de Estado Islámico en Mosul. Foto: Reuters / Alkis Konst Antinidis

BAGDAD.- Las fuerzas armadas iraquíes lanzaron una operación para capturar el último enclave de Estado Islámico (EI) en Mosul, la segunda ciudad del país en cuanto a población, cuya caída marcaría de manera efectiva el final de la mitad iraquí del califato declarado hace casi tres años por el grupo jihadista.

La ofensiva iraquí respaldada por Estados Unidos sobre Mosul, que ya está en su octavo mes, tomó más tiempo de lo planeado, ya que los militantes de EI se encuentran mezclados con los civiles, combaten con trampas, autos bomba, francotiradores y fuego de mortero.

Con la victoria al alcance de la mano, la fuerza aérea iraquí lanzó folletos para pedir a los residentes que huyeran de las zonas en disputa, pero las organizaciones humanitarias temen por la seguridad de quienes intenten escapar de EI. El enclave en conflicto cubre principalmente el centro de la ciudad vieja y tres distritos vecinos sobre la orilla occidental del río Tigris.

"Las fuerzas armadas atacaron el barrio de Al-Shaifa; la policía federal, el barrio de Zinjili, y las fuerzas de contraterrorismo, el de Al-Saha al-Ula", señaló en un comunicado el comando conjunto de operaciones que lucha contra EI.

La policía había indicado el día anterior que atacaba posiciones de EI con "bombardeos pesados de cohetes Grad y de artillería de campaña", en una ofensiva preliminar para abrir el camino.

Unos 50.000 civiles están retenidos por los jihadistas para servir de escudos humanos en el casco antiguo, un laberinto de calles estrechas densamente pobladas. Los civiles atrapados detrás de las líneas de EI se enfrentan a una situación angustiante, con poca comida y agua, sin electricidad y acceso limitado a los servicios de salud.

Asalto

Después de haberse apoderado a finales de enero de la parte este de la ciudad, las fuerzas iraquíes respaldadas por Estados Unidos iniciaron a finales de febrero el asalto decisivo al sector oeste, del que recuperaron una buena parte.

La ofensiva dentro de la ciudad vieja coincide con el comienzo del mes sagrado de ayuno del Ramadán. Sus objetivos principales son la gran mezquita medieval de Al-Nuri y su minarete inclinado, donde ondea la bandera negra de EI desde 2014. El ejército espera capturar en los próximos días la mezquita donde el fundador de EI, Abu Bakr al-Baghdadi, anunció la creación del califato, que también abarca parte de Siria.

Según la agrupación Save the Children, "los llamados a dejar Mosul oeste exponen a los civiles, en particular a los menores de edad, al peligro de encontrarse entre dos fuegos". El gobierno iraquí "deber garantizar que los corredores de salida sean seguros", añadió.

Estos llamados contradicen los anteriores "que les pedían permanecer en sus hogares hasta el fin de la batalla", agregó la ONG.

Más de un millón y medio de habitantes huyeron hasta el momento de los combates y bombardeos, que provocaron miles de víctimas.

Agencias AFP, AP y Reuters

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas