Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Mercedes de Freitas: "El gobierno chavista es el más opaco del planeta"

La directora de Transparencia Venezuela considera que la anarquía que reina en todo el sistema político fomenta la corrupción

SEGUIR
LA NACION
Lunes 29 de mayo de 2017
0

Mercedes de Freitas, directora de Transparencia Venezuela, lucha por perforar la opacidad de un gobierno cada vez más oscuro, hermético y discrecional. Lucha por el acceso a la información en un país donde no hay datos oficiales en temas clave, como la inseguridad o la inflación. Y lucha, en fin, por dejar expuesto un sistema tentado por la corrupción.

Foto: LA NACION

Tarea difícil si las hay la de Freitas en una Venezuela donde a esta altura no existen ni la separación real de poderes ni los órganos de control que puedan facilitar datos al público y evitar posibles negocios puertas adentro.

"El gobierno chavista es el más opaco del planeta", dijo De Freitas a LA NACION a su paso por Buenos Aires, donde participó en una charla-debate en el Senado.

-Se habla cada vez más del autoritarismo del gobierno, pero se conocen menos sus negocios ocultos. ¿Cuán arraigada cree que está la corrupción en la estructura del poder?

-Creo que hay mucha anarquía en todo el sistema político venezolano. La expresión que más se acerca a lo que tenemos es la falta de institucionalidad, que genera anarquía. Hay muchos grupos con poder, todos bajo la gran cúpula del control desde el chavismo, que es el gran repartidor de poder y de dinero. Harán falta muchos estudios, una justicia independiente y que pase mucho tiempo para entender exactamente cómo funciona el sistema.

-La inseguridad, la tasa de homicidios más alta del mundo, ¿es por ineficiencia o por corrupción del sistema?

-¿Crees que eso es ineficiencia? No llegamos a este nivel de inseguridad por casualidad. Hemos tenido 21 programas de seguridad en 19 años, y cuando tienes tantos programas en realidad no tienes ninguno. El problema es la impunidad. Hay mucha gente haciendo negocios, y esos negocios son muy atractivos. El negocio de la droga, de las importaciones...Ahí la gente se enfrenta a la posibilidad de decir "hago este negocio, me hago millonario y no me van a castigar". Los que caen son los más débiles. Si se castiga a alguien es al pobre tonto, a una persona menor en el negocio.

-¿Qué lugar tienen los "colectivos" o grupos de choque?

-El gobierno los financia y los promueve desde hace muchos años. La primera vez que los vimos en acción fue en 2002, durante el golpe contra Chávez. Son grupos violentos que casi siempre van en moto, están armados y se visten de rojo para mostrar su adhesión al gobierno. En los momentos clave ellos aparecen. Como en esta última ola de protestas. Trabajan junto con la policía y la Guardia Nacional, tú los ves hablando entre ellos, se coordinan para la represión de los manifestantes.

-¿Y cómo se inserta el narcotráfico?

-El crimen organizado entra en conexión con la justicia y la compra, creando una impunidad aberrante, pero una impunidad que da chance para más corrupción y para mejores negocios de narcotráfico. Pero no es nada más narcotráfico. Es lavado de dinero, es trata de blancas, es oro y diamantes, armas... ¿Qué no puede haber ahí si tú tienes el aparato de la justicia cooptado, comprado y parte del negocio, y tienes una estructura ejecutiva que lo facilita? Ha habido muchos casos de que en puertos internacionales llegan aviones o barcos venezolanos con drogas. Toneladas de droga. ¿Cómo sale eso de Venezuela? A mí me quieren quitar de la maleta una medicina que compro para mi mamá, y a los que sacan la droga en contenedores no les pasa nada. En enero nombraron vicepresidente a Tarek El Aissami, de quien corren rumores y acusaciones de vínculos con el narcotráfico, el crimen organizado y grupos del extremismo islámico.

-¿Qué gana el chavismo nombrando a un funcionario así?

-Eso nos dice que ya era un hombre muy poderoso dentro de la estructura del Estado venezolano. Si te atreves a designar a un hombre que tiene esa historia, es porque debe de tener mucho poder. Hay que ver cómo está construido el poder en Venezuela. Hay un grupo de civiles donde están Maduro, El Aissami y otras personas menos públicas. Y está el grupo de los militares, que tienen cada vez más preponderancia. Son personas que manejan fondos extraordinarios, lo que tiene que ver con la alimentación, con las importaciones. Nadie sabe a quién le compran, qué compran, qué llega, a quién le llega. El gobierno chavista es el gobierno más opaco del planeta. Y con esto de los militares al frente todo es secreto de Estado.

-¿Cómo se maneja la importación de alimentos? En un país que casi no los produce, deben ser cifras enormes...

-En todo hay visos de crimen organizado y de corrupción. Sobre los alimentos, llevamos años con denuncias sobre contratación de productos vencidos, podridos o con sobreprecios. Solamente en 2009 aparecieron 160.000 toneladas vencidas o podridas en los puertos. El negocio es obtener dólares a precios preferenciales, que el gobierno sólo te da para importar mercadería prioritaria. ¿Cómo haces tú si hay un dólar preferencial a diez bolívares y en la calle el dólar paralelo está a 5800? El Estado es el gran incentivador de la corrupción. Y los únicos que tienen acceso a esos dólares son ellos. Todo es negocio en Venezuela. Dime un sector del Estado que esté funcionando. No hay ninguno.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas