Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

"Si todos fuéramos donantes, no habría lista de espera"

Hoy se conmemora el Día Nacional de Donación de Órganos; distintos organismos sociales, médicos y pacientes buscan aumentar el compromiso de la sociedad para aumentar el número de trasplantes

Lunes 29 de mayo de 2017 • 15:51
SEGUIR
PARA LA NACION

El Obelisco de la Ciudad de Buenos Aires amanece hoy iluminado de verde para conmemorar el Día Nacional de la Donación de Órganos. Bajo el lema, "Sí, quiero ser donante", el Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante (Incucai), junto a equipos de salud, personas trasplantadas y familiares de donantes, invita a la comunidad a reunirse, a partir de las 17, en la Plaza de la República. El objetivo es difundir y concientizar sobre la importancia de donar órganos.

Con el hashtag #SiQuieroSerDonante, la gente puede participar de la campaña a través de las redes sociales. También habrá un escenario en el hall de la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires, a partir de las 10, donde personas trasplantadas, personal del organismo y voluntarios darán charlas de concientización.

cerrar

Cómo cada 30 de mayo, desde 1997, se recuerda el nacimiento del hijo de la primera paciente que dio a luz después de haber recibido un trasplante hepático en un hospital argentino.

Son miles las personas que reciben órganos todos los años en todo el país. Según datos del Incucai, en la Argentina se produce un trasplante cada cinco horas, mientras que un solo donante puede salvar la vida de hasta diez personas. Durante el 2016 se realizaron 1694 trasplantes: 1273 provenientes de donantes fallecidos y 412 de donantes vivos.

Ariana Díaz, con tan solo 19 años, recibió dos trasplantes de riñón. Al nacer los médicos le detectaron un linfoma medular. La descompensación afectó su vejiga y, más tarde, uno de sus riñones. Cuando tenía 10 años comenzó la diálisis y luego de su primer trasplante, tuvo muchas complicaciones.

cerrar

Tuvo que esperar hasta julio del 2015, mientras continuaba haciendo diálisis, para recibir otro riñón. Desde este segundo trasplante su vida comenzó nuevamente. "A veces la gente no tiene información o desconfía. Pero hay que animarse. Después del trasplante hay vida y es mejor que la anterior", cuenta Ariana, que va a empezar a estudiar kinesiología el próximo semestre.

Sin embargo, a pesar de estos números, según estadísticas de la Sociedad Argentina de Trasplante (SAT), el número representa apenas a un 10% de los inscriptos en la lista de espera. "Por esa razón es importante concientizar. Si todos fuéramos donantes no habría lista de espera", opina Clara Ávila, mamá de Victoria Anael García de 17 años.

Victoria sufrió una miocarditis aguda que la llevó a estar conectada a un corazón artificial. El pasado 19 de mayo recibió la donación de un corazón que luego su cuerpo rechazó. Actualmente se encuentra en un estado delicado, pero estabilizándose, mientras los médicos de la Fundación Favaloro, evalúan pedir un nuevo trasplante, lo que significa más tiempo de espera.

Cómo es el proceso de donación

El primer paso es la inclusión del paciente en la lista de espera: esto sólo puede hacerlo un profesional habilitado.

Luego, el equipo evalúa si existe una decisión voluntaria de la familia y se hace un primer estudio de histo compatibilidad para determinar, dentro del mismo grupo familiar, cuál es el mejor donante.

A él se la hará un estudio muy estricto para que la cirugía no le genere ninguna situación de riesgo: sólo podrá ser sometido a la ablación de un riñón o del hígado.

La ley también requiere que un equipo externo evalúe al donante para que se analice si efectivamente no existe ningún condicionamiento ni presión.

Por último, los médicos deciden cuál será el donante y, tras la operación, hacen un seguimiento.

Dónde hay que anotarse para donar

Los canales para expresar la voluntad sobre la donación de órganos y tejidos son múltiples: registrándote en la web del Incucai o llamando al 0800-555-4628, asentándolo en el Documento Nacional o firmando un acta de expresión de voluntad en el Incucai.

Asimismo, la ley aplica el "consentimiento presunto atenuado", esto significa que si la persona no se opuso en vida a la donación, se la considera donante, dándole la prerrogativa al grupo familiar para que pueda expresar la voluntad del fallecido.

¿Querés saber si tu voluntad ya está registrada? Ingresá al Registro y chequealo con tus datos.

Cómo colaborar:

http://www.incucai.gov.ar/

Teléfono familia de Victoria Anael García: 1169435202 o 1132097768

En esta nota:
Te puede interesar

Debido a la veda electoral estas notas estarán cerradas a comentarios hasta el domingo a las 18hs. Muchas gracias.