Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Según la fiscal, Fernando Farré mató a su esposa "a sangre fría"

Se llevó a cabo el primer día de juicio oral por el femicidio

SEGUIR
LA NACION
Lunes 29 de mayo de 2017 • 17:38

"A sangre fría" , Fernando Farré mató a su esposa Claudia Schaefer. Así lo sostuvo la fiscal Carolina Carballido Calatayud en su alegato de inicio del juicio por el femicidio en el coutrry Martindale, de Pilar, que comenzó hoy en los tribunales de San Isidro.

Lo dijo por la tarde, cuando se reinició el debate que había comenzado a las 10, con los trámites de elección de los 12 jurados titulares y los seis suplentes.

A las 15.22, después de un cuarto intermedio de una hora y 20 minutos, empezó la audiencia con una serie de consignas y advertencias del juez Esteban Andrejín a los integrantes del jurado popular. No está en discusión la autoría del hecho: Farré mató a su mujer delante de testigos y, cuando fue arrestado, estaba bañado en sangre, dentro de la casa, al lado del cadáver de Claudia. Fundamentalmente, el jurado deberá establecer si el acusado comprendió la criminalidad de su acción; o sea, si es o no imputable, o si, eventualmente, sufrió una alteración de su conciencia que amerite una atenuación de la pena a recibir.

Farré con su mujer
Farré con su mujer. Foto: Archivo

Farré, defendido por Adrián Tenca, ingresó en la sala de audiencias vestido con un traje claro y camisa celeste. Estaba prolijamente afeitado.

"A sangre fría. Así decidió Farré asesinar a su esposa. Ese día deliberadamente escondió los cuchillos que usó para el homicidio. Encontró el momento justo, la siguió al vestidor, cerró con llave, la golpeó y le provocó 66 puñaladas en rostro y en el torso. La degolló y la mató", explicó con firmeza Carballido Calatayud mirando a la cara a cada uno de los integrantes del jurado. Farré por momentos cerraba los ojos. Sólo una vez intercambió palabras con su abogado.

A su turno, Tenca le anunció al jurado que durante el transcurso del debate se enterará de "una historia traumática" que Farré conoció poco antes de los hechos, que lo derrumbó y lo hizo "enloquecer" transitoriamente. Enarbolará el argumento de la inimputabilidad para hacer que Farré no sea condenado; alternativamente, planteará que actuó en un estado de emoción violenta (impulsado, quizás, por esa "historia traumática" a la que hizo referencia su defensor) y, en consecuencia, pedirá una pena atenuada.

Jorge Sandro, que representa a la familia de la víctima, afirmó que si Farré recibe una pena de prisión perpetua -la prevista para el delito de femicidio- perderá la patria potestad de sus hijos. Pero que, en cambio, si lo declararan inimputable (como pide la defensa) con el tiempo los tres chicos podrían volver a vivir con su padre.

Te puede interesar