Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Cómo funciona "Registrá tu línea y hablá seguro", la campaña contra el mercado negro de celulares

Las autoridades nacionales, provinciales y de la Ciudad de Buenos Aires iniciaronun programa que promueve la identificación de los dueños de las líneas prepagas para desalentar su uso para fines delictivos y para frenar la venta de equipos robados

Lunes 29 de mayo de 2017 • 20:07
SEGUIR
LA NACION
Con la registración de los celulares prepagos las autoridades buscan combatir el robo y la comercialización de los dispositivos en el mercado negro, además de limitar el uso de líneas para cometer delitos
Con la registración de los celulares prepagos las autoridades buscan combatir el robo y la comercialización de los dispositivos en el mercado negro, además de limitar el uso de líneas para cometer delitos.

En una medida conjunta, los Ministerios de Seguridad de la Nación, de la provincia de Buenos Aires y de la Ciudad de Buenos Aires junto al Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM) presentaron ayer la campaña "Registrá tu línea y hablá seguro", una modalidad que busca fomentar la identificación de la propiedad de las líneas que tienen abonos prepagos de telefonía celular, y que muchas veces se adquieren por unos pocos pesos en kioscos, y que eran, hasta ahora, anónimas. Las líneas pospagas ya cuentan con los datos de quien paga a fin de mes el consumo del abono.

El nuevo sistema requiere que el dueño de una línea prepaga la vincule con sus datos personales; y permite dar de baja el número ante una denuncia de robo o extravío, para evitar el uso del servicio con fines delictivos. Además, vincula esa línea con un aparato (vía el número de IMEI, único a cada teléfono), por lo que es posible, ante un robo, pasar ese equipo a una lista negra e impedir que se conecte a la red celular nacional. La intención es desincentivar el robo de celulares, ya que si fue denunciado el equipo no funcionará como teléfono (salvo que se modifique su IMEI en el mercado negro).

Los detalles del sistema de registración están disponibles en el sitio www.minseg.gob.ar/tucelu/, donde se indican los pasos necesarios para hacer que todos los celulares estén a nombre del dueño con sus datos personales. La medida alcanza sólo a los usuarios de teléfonos prepago y comenzó de manera simultánea en la Ciudad y en la provincia de Buenos Aires.

¿Cómo funciona el sistema?

Para que sea efectivo el bloqueo del celular, los usuarios de abonos prepagos deberán registrar su línea con sus datos personales.

Desde el teléfono móvil hay que marcar el número *234#, seleccionar la opción de llamada y seguir los pasos del sistema automatizado. El Ministerio de Seguridad de la Nación elaboró un tutorial que detalla cómo realizar el paso a paso con las cuatro operadoras: Claro, Movistar, Nextel o Personal.

Claro

Movistar

Nextel

Personal

¿Qué hay que hacer en caso de robo o extravío del celular?

Los usuarios deberán llamar al *910 para que la operadora bloquee la línea y el equipo. De esta forma se evita que la línea sea utilizada para cometer delitos y, a su vez, se inutiliza el equipo robado o extraviado para desalentar su reventa.

¿Qué debe hacer un usuario con abono mensual si le roban el equipo?

En este caso, los datos personales del usuario ya están registrados en el sistema de facturación, y si su equipo fue robado lo que debe hacer es llamar al número *910 para pedir que el teléfono sea declarado como robado; la operadora ya cuenta con el número de IMEI, que recibe cuando el teléfono se conecta a la red móvil.

Los antecedentes y limitaciones del sistema

Este sistema ya fue implementado en varios países de Europa y América latina, donde los usuarios dejan asentados sus datos personales tras adquirir una línea de telefonía móvil prepaga. La campaña local comenzó tras una resolución publicada en noviembre de 2016, que emplazaba a las operadoras locales a desarrollar el sistema necesario.

En México se implementó en 2009 y se dio de baja tres años después, ya que el sistema no contribuyó a evitar que se usaran los celulares para secuestros, terrorismo, extorsiones u otros delitos.

A su vez, la ENACOM también desarrolló una base de datos que permitía comprobar si un teléfono está denunciado como robado o extraviado mediante el chequeo del IMEI, como se conoce al número de serie único que tiene cada dispositivo. Pero esta técnica tiene sus limitaciones, porque en muchos teléfonos el IMEI (el número de serie del teléfono) puede modificarse.

En esta nota:
Te puede interesar

Debido a la veda electoral estas notas estarán cerradas a comentarios hasta el domingo a las 18hs. Muchas gracias.